DISTRIBUCIÓN DE LA POBLACIÓN

Distribución de la población. Haz click para ampliar la imagen.América ocupa el segundo lugar en población relativa en el planeta. Es habitada por más de 742 millones de personas, de las cuales la mitad se localiza en la parte norte (Canadá, Estados Unidos de América y México), y el resto en el centro y sur del continente. La densidad de población en general es de 17 hab/km2; sin embargo, existen países en donde es mayor, como Barbados con 607 hab/km2 y otros donde es menor, como Surinam, con 2 hab/km2.

     América se caracteriza por presentar un marcado contraste entre las economías de Canadá y Estados Unidos de América con respecto del resto del continente. El ingreso personal más alto lo tiene Estados Unidos de América, con 24 740 dólares anuales, mientras que el más bajo corresponde a Nicaragua, con 340 dólares anuales.

Características de la población

En el continente americano existen marcados contrastes con respecto a los grupos de población.

     Canadá y Estados Unidos de América están habitados, en su mayoría, por población blanca de origen europeo. Estados Unidos de América, en particular, se ha formado como resultado de la inmigración de personas de todo el mundo, por lo que conviven junto con la población blanca importantes grupos de habitantes negros (en primer término), mestizos, asiáticos e indígenas norteamericanos.

     Desde México hasta América del Sur conviven dos principales grupos étnicos: el mestizo y el nativo indígena, aunque existen países como Argentina, Uruguay o Chile, en Sudamérica, en los que gran parte de la población es de ascendencia europea.

     A lo largo de nuestro continente se hablan principalmente cuatro idiomas (español, inglés, francés y portugués), además, claro está, de las lenguas regionales de cada país.

 

  ACTIVIDADES PRODUCTIVAS Y RECURSOS NATURALES

En la mayoría de los países de América Latina la existencia de riquezas naturales no ha sido suficiente para solucionar las necesidades de sus habitantes, pues la falta de capital impide el desarrollo de su economía.

     Una de las principales causas del atraso económico de los países de América Latina, como es el caso de México, es que estuvieron dominados por países de Europa, como España, Portugal, Reino Unido (Inglaterra) y Francia, quienes se apoderaron de sus riquezas naturales.

     Debido a que Canadá y Estados Unidos de América son países ricos y el resto de los países de América son pobres, cuando se habla de las actividades productivas debe hacerse una diferencia entre estos países y el resto del continente.

Agricultura

Para que los productos agrícolas puedan desarrollarse se requieren dos elementos fundamentales: un suelo fértil y agua abundante.

     Por falta de recursos económicos, en la mayoría de los países de América Latina una gran parte de sus suelos se encuentran castigados por la erosión y carecen de agua.

     En México, de 24 millones 720 mil hectáreas de tierra dedicadas a la agricultura, en 1991, según datos de los VII Censos Agropecuarios, sólo 18% cuenta con sistemas de riego, mientras que el 82% restante son tierras de temporal, que dependen totalmente de la presencia de las lluvias.

     En los países desarrollados de América del Norte se ha aplicado la tecnología más avanzada en el campo con el uso de maquinaria y fertilizantes (agricultura mecanizada), lo que les ha permitido obtener una producción muy superior a la de sus vecinos del sur, donde se siguen utilizando los sistemas tradicionales de cultivo (agricultura tradicional).

     A pesar de que los países de América Latina dedican grandes extensiones a las actividades agrícolas, la producción resulta insuficiente para alimentar a la población que se incrementa de forma acelerada.

     Nuestro continente destaca en la producción de maíz, café, caña de azúcar, trigo, plátano, sorgo, arroz y cítricos.

Ganadería

Se conoce como ganado a todo conjunto de animales que el hombre cría para la producción de leche, carne, lana, piel y otros productos.

     La actividad ganadera se divide en dos tipos: intensiva y extensiva.

Ganadería intensiva

Se realiza en lugares especialmente diseñados para su desarrollo, donde se cuenta con el trabajo de expertos en ganado. Ofrece, además de mayor cantidad de carne, mayores ganancias. Este tipo de ganadería está poco desarrollada debido al alto costo que representa su instalación.

Ganadería extensiva

Es la más desarrollada en la mayoría de países de América Latina; se considera la forma tradicional de cría, que consiste en dejar pasar libremente a los animales, que se alimentan de los pastos que crecen de forma natural.

     En América existen países que han desarrollado la ganadería de forma importante, entre los que destacan Argentina, Brasil, México, Colombia y Estados Unidos de América.

A) Ganadería intensiva; B) Ganadería extensiva.

Pesca

En la parte norte del océano Pacífico, en la región de Baja California y el suroeste de Estados Unidos de América, se unen dos corrientes marinas (fría del norte y cálida del sur), permitiendo que en sus aguas templadas abunden microorganismos y peces, que se alimentan de los primeros. En la región del Atlántico norte, la corriente del Golfo lleva aguas cálidas que al combinarse con aguas frías del norte permiten el desarrollo de vida marina en la región.

     Las corrientes marinas, junto con la existencia y uso de la tecnología moderna, han contribuido a que América del Norte sea la región de mayor potencial pesquero del continente.

     Estados Unidos de América es uno de los países con mayor capacidad pesquera del mundo. Cuenta con una flota con los mayores avances de la tecnología, que van desde las cámaras de refrigeración y el radar (de gran utilidad para localizar los cardúmenes o bancos de peces), hasta los sistemas de pesca eléctrica y arrastre pelágico.

     De esta forma, al contar con avanzados medios de transporte, distribución y almacenamiento, se ha podido establecer una importante industria de productos del mar, principalmente de enlatado, que ha permitido la exportación a otros países del mundo.

     Pero hay países, como Perú, que no obstante dedicar gran parte de sus recursos a esta actividad, por carecer de barcos de gran tamaño y de la industria adecuada, su producción resulta insuficiente, incluso para alimentar a su población.

     En las ricas costas de México, a pesar de que no se realiza una pesca con los adelantos que se observan en países como Estados Unidos de América y Japón, se obtienen importantes cantidades de productos de mar, entre los que destacan: atún, camarón, carpa, lisa, mero, mojarra, ostión, sardina, sierra, tiburón y cazón.

Recursos forestales

La selva amazónica, que abarca gran parte del territorio de Brasil y de algunos otros países, localizados al oeste y noroeste de él, es la selva más grande del mundo. De esta región se obtienen maderas finas (también llamadas duras), como el cedro rojo, la caoba y el ébano, usadas en la fabricación de muebles. Se obtiene además el caucho, para la fabricación de hule, el chicozapote y la quina, entre otros.

Paisaje con bosque de coníferas.     Los bosques tropicales, ricos en maderas finas, se localizan también en el sureste de México (la selva Lacandona y los Chimalapas) y en Centroamérica.

     Por desgracia, la tala inmoderada ha propiciado la desaparición de grandes extensiones de bosques tropicales, desde México hasta la región amazónica.

     La parte norte de América, en Estados Unidos de América y Canadá, y las zonas montañosas mayores de 2 000 m de altitud en el resto de América, son abundantes en árboles de maderas blandas, del tipo de las coníferas, como el pino y el abeto, que son utilizados en la industria de la construcción y del papel.

     En México, los bosques de coníferas son abundantes en el centro y norte del país, particularmente en las regiones montañosas, como la Sierra Madre Occidental y la Sierra Madre Oriental.

Minería

Estados Unidos de América cuenta con uno de los yacimientos de carbón más grandes, con una producción que representa 25% del total en el mundo, además de importantes cantidades de petróleo, hierro, acero, cobre, plomo y zinc.

     México ocupa las siguientes posiciones en la producción mundial: plata, 1º; cadmio, 4º; zinc, 6º; plomo, 7º; manganeso, 7º; azufre, 7º; y cobre, 9º.

     Por la importancia que representa para nuestro pueblo el uso del acero, se han establecido numerosas siderúrgicas encargadas de su elaboración, como Altos Hornos de México y la siderúrgica Lázaro Cárdenas-Las Truchas, entre otras.

     Cuba cuenta con 10% de las reservas de níquel en el mundo, Jamaica es el tercer productor mundial de bauxita; en Trinidad y Tobago se explotan importantes cantidades de petróleo, gas natural y asfalto; además, en Bolivia se explota estaño y en Chile el cobre.

     Los países de América que cuentan con yacimientos de petróleo son: Estados Unidos de América, México, Venezuela, Ecuador y Argentina.

Industria

Estados Unidos de América es una de las principales potencias industriales del mundo. De las 100 empresas más grandes del planeta, 29 son de origen estadounidense y sólo dos son empresas latinoamericanas.

     Los adelantos científicos y tecnológicos con los que cuentan los países del norte de América no están al alcance de la mayoría de los países que se localizan en el sur, donde la producción se realiza con maquinaria menos avanzada, lo que impide calidad y cantidad de producción.

     Mientras Estados Unidos y Canadá tienen una producción variada (industria diversificada), en la mayoría de los países de América Latina la industria es limitada, por lo que, para sostener su economía, se apoyan en la producción de uno o dos artículos principales (industria monoproductora).

     Pocos son los países de América Latina que cuentan con una industria desarrollada, al menos en una rama de la producción. Venezuela, por ejemplo, sostiene su economía con los recursos obtenidos de la venta de su petróleo y del procesamiento de éste que realiza en sus plantas petroquímicas.

     Brasil, por su parte, ha desarrollado la industria automotriz y el procesamiento de derivados de la carne.

     Con el establecimiento del Tratado de Libre Comercio (TLC), que entró en vigor el 1 de enero de 1994, se espera que México logre incrementar su capacidad productiva, gracias a la llegada de industrias que se están estableciendo en nuestro país, debido a las libertades que cada uno de los tres países ofreció.

     El día 18 de noviembre de 1994 se inauguró uno de los más ambiciosos proyectos comerciales de la industria moderna de nuestro país: el World Trade Center México, que pretende relacionar comercialmente a los productos mexicanos con los consumidores de todo el mundo.

     Hasta hace poco, nuestro país era considerado un monoproductor que se sostenía de la exportación petrolera. En la actualidad, México exporta una gran cantidad de manufacturas, como son bebidas, alimentos, tabaco, telas, artículos de piel, madera (y productos de madera), papel, sustancias químicas, cemento, vidrio y automóviles, entre otros.

     En 1995, el total de exportaciones no petroleras ascendió a 71 119 millones de dólares, de los cuales 66 557.9 millones correspondieron a manufacturas.

     Estas cifras contrastan con las divisas obtenidas por nuestro país como pago por sus exportaciones petroleras, las cuales se ubicaron en los 8 422.6 millones de dólares, en el mismo periodo.