Existen numerosas acciones para proteger el ambiente.

     En la escuela se pueden organizar campañas de educación ambiental en la comunidad, en las que además de dar a conocer los recursos naturales del país y de la zona en la habitada, se informe a la población sobre la manera de proteger y mejorar esos recursos.

     En la casa se puede empezar por ahorrar energía eléctrica. Se puede hacer de varias formas: apagando focos que no se estén utilizando, usar focos de menor voltaje, no dejar aparatos encendidos, etcétera.

Combatir y prevenir incendios forestales.     Una acción importante es la regeneración del suelo, pues los suelos constituyen la fuente de donde los seres vivos terrestres obtienen su alimento, por lo que debe cuidarse. Para detener su destrucción se deben hacer campañas de reforestación y defensa de los bosques y prevenir el empobrecimiento de las tierras al evitar las quemas, el monocultivo y el uso indiscriminado de fertilizantes y herbicidas.

     El reciclaje de la basura es otra acción importante que se debe seguir para la conservación y el mejoramiento del ambiente.

     Para hacer un reciclaje eficaz de la basura es importante saber que ésta se divide en basura orgánica y basura inorgánica.

     La basura orgánica está formada por todos los residuos de origen biológico, es decir, aquellos que provienen de los seres vivos, como desperdicios de alimentos, cáscaras de fruta, residuos de vegetales, hojas, pasto, huesos y hasta animales muertos.

     Este tipo de basura es biodegradable, esto es, se descompone de forma natural por la acción de bacterias y hongos, y puede ser tratada para producir compostas. Estas compostas son excelentes fertilizantes para cualquier tipo de plantas y se hacen enterrando la basura orgánica durante periodos de tres a seis meses, moviéndola regularmente. Cuando ha tomado un color grisáceo, está lista para usarse como abono.

     La basura inorgánica se compone de materiales que no se descomponen de manera natural, como vidrio, cartón, plástico, latas, etc. Al separar estos materiales y limpiarlos de residuos orgánicos, pueden reciclarse fácilmente.

     Las acumulaciones de basura son peligrosos focos de contaminación y reciclándola se contribuye a resolver este gran problema ecológico. Con estas acciones se puede cooperar en la conservación del ambiente y de la salud.

 

     En la República Mexicana existen numerosas reservas ecológicas, parques nacionales y refugios de la vida silvestre, donde se protegen y conservan los recursos naturales.

     Entre las reservas ecológicas más importantes están, por ejemplo: sierra Fría en el estado de Aguascalientes; sierra del Diablo en el estado de Chihuahua; cerro del Rosario; cerro Altamirano en el estado de Michoacán, donde se protege a la mariposa Monarca, y Cuatro Ciénegas en el estado de Coahuila.

     Los parques nacionales más importantes de México son: cascada de Bassaseachic en el estado de Chihuahua; el Desierto de los Leones en el Distrito Federal; el cañón del Sumidero y las lagunas de Montebello en el estado de Chiapas; El Chico en el estado de Hidalgo; las lagunas de Zempoala en el estado de Morelos; el Sabinal en el estado de Nuevo León, y el Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl, que comparten los estados de México, Puebla y Morelos .

      El complejo lagunar Ojo de Liebre en el estado de Baja California Sur y los arrecifes de Cozumel en el estado de Quintana Roo, son ejemplos de refugios de la fauna en la República Mexicana.

     Al visitar algunas de estas zonas protegidas de México, se puede tomar conciencia de la gran biodiversidad que presenta el país, del valor que tienen estas reservas y de lo importante que es respetarlas y protegerlas, así como crear nuevas áreas para la protección de los recursos, pues las que hay todavía no son suficientes.

 

 

 FUENTES ALTERNATIVAS DE ENERGÍA

Las fuentes de energía del hombre primitivo eran los vegetales y animales, de los cuales se alimentaba y con los que compartía su ecosistema.

Se buscan fuentes alternas de energía.     Usaba el fuego para calentarse, cocinar, etc. El aumento de la población y el desarrollo tecnológico han hecho que las demandas de energía sean cada vez mayores. El hombre utiliza la energía para hacer funcionar autos, camiones, máquinas industriales, televisores, computadoras, naves espaciales, etcétera.

     En la actualidad, las fuentes principales de energía son el carbón, el gas natural y el petróleo. Estos combustibles, además de ser recursos no renovables, son fuentes de contaminación muy importantes. Para reducir la contaminación causada por estas fuentes de energía, es necesario evitar el uso inmoderado de esos recursos y disminuir el consumo de energía.

     Además es muy importante buscar fuentes alternativas para obtener energía, pues aparte de que la demanda va en aumento, la explotación de recursos no renovables puede provocar destrucción y daños irreversibles en el ambiente, sin contar que cada día será más difícil encontrar depósitos de esos combustibles.

     Las fuentes alternativas de energía que pueden utilizarse en el futuro y que ya se han implementado en algunos países, son:

  • Energía nuclear
  • Energía solar
  • Energía geotérmica
  • Energía eólica (vientos)

     La energía nuclear no es muy popular debido a los riesgos que existen en caso de que ocurran accidentes. Además, el uranio es también uno de los recursos no renovables.

     La energía solar puede considerarse una fuente ilimitada de energía; tiene la ventaja de que no contamina el aire ni el agua y conserva los recursos de la Tierra.

La energía geotérmica busca aprovechar el calor interno del planeta.     Actualmente se utiliza este tipo de energía para trabajos sencillos, como calentar el agua de las albercas, los edificios, etc. El uso de la energía solar, sin embargo, no es todavía costeable a mayor escala, pues requiere de tecnología muy especializada.

     Además, la luz solar varía según el clima y se suspende durante la noche, siendo éstos los problemas a resolver para que el empleo del Sol como fuente de energía sea posible en las cantidades que se requieren.

     La energía geotérmica proviene del calor interno de la Tierra; este tipo de energía depende de los manantiales de agua a altas temperaturas que existen cerca de la superficie terrestre, sin embargo, no son muchos.

      La energía eólica (vientos) puede ser otra alternativa para sustituir a los combustibles utilizando los principios físicos de los molinos de viento.

     Las alternativas de fuentes de energía existen, solamente es necesario el perfeccionamiento de la tecnología en estos campos, el cual se dará con el tiempo, para que el hombre obtenga la energía necesaria sin sacrificar el medio en el que vive.

 

 

 REGENERACIÓN DEL SUELO

La erosión causa la pérdida del suelo y de los nutrimentos que contiene. La erosión sucede por la acción del agua, el viento y la falta de planeación en los cultivos; para combatirla se busca la conservación y regeneración del suelo.

     Una de las mejores formas de regenerar el suelo es con la rotación de cultivos, que consiste en sembrar cada año un vegetal diferente; con esto se cuida que los nutrimentos del suelo permanezcan más tiempo, pues cada cultivo necesita distintos elementos y no se los terminará si se siembra esa planta cada dos o tres ciclos. El monocultivo es muy perjudicial para el suelo y cuando es utilizado en una parcela causa su deterioro y, por tanto, la cosecha que produzca será cada vez menor. Esto provoca que muchas veces no sea redituable el sembrarlo, por lo que es abandonado; ocasionando que se erosione rápidamente.

     El uso de abonos naturales, como las excretas de animales herbívoros y los restos de vegetales ayuda a la conservación del suelo al restituir los nutrimentos que ha perdido.

 

 

 REFORESTACIÓN Y RECICLAJE

La reforestación ayuda a evitar la erosión y a conservar el equilibrio ecológico en una zona que ha sido talada, ésta consiste en plantar árboles jóvenes donde se han cortado los que había, ayudando también a mantener los recursos forestales tan importantes para el país. Por cada árbol que se corta, se debe plantar cuando menos otro para reponerlo, aunque lo ideal es que se siembren muchos más de los que se talan.

     El reciclaje es también muy importante para la conservación de los recursos, consiste en reutilizar algunos materiales que ya se han usado y que son considerados como basura.

     Entre los materiales que pueden reciclarse están el papel, vidrio, aluminio y otros metales, plástico y cartón, entre otros.

     Se calcula que sólo en 1996, en España, no se talaron 10 millones de árboles por el hecho de haber reciclado su papel.

 

 

 MEDIDAS ANTICONTAMINANTES

Algunas de las medidas anticontaminantes que toda persona debe tomar en cuenta son las siguientes:

  • No utilizar en exceso el automóvil y tenerlo siempre en perfectas condiciones mecánicas para contaminar lo menos posible el aire.
  • Ahorrar energía y agua en casa para optimizar su utilización y evitar su desperdicio.
  • Ayudar al reciclaje de materiales que se usan cotidianamente al separar la basura, y permitir su recolección y reutilización.
  • Proteger la flora y la fauna cuidando las reservas ecológicas del país.
    Separar la basura  es una medida para cuidar el medio que todos podemos hacer

     Pero sobre todo tomar conciencia de que este planeta es el hogar de todos los seres vivos y es necesario cuidarlo y protegerlo, porque de ello también depende la existencia del hombre.

 

Contaminación ambiental

La contaminación es un cambio perjudicial en las características físicas, químicas o biológicas del aire, tierra y agua, que afecta nocivamente la vida humana y la de las especies animales y vegetales del ecosistema, y que malgasta o deteriora las reservas de materias primas.

     La contaminación puede ser de tres tipos, dependiendo de la naturaleza de los contaminantes, a saber:

  • Contaminación biológica
  • Contaminación física
  • Contaminación química

     En la contaminación biológica los contaminantes suelen ser microorganismos, granos de polen en la atmósfera, etcétera.

     Los contaminantes físicos pueden ser el ruido y la radiactividad, por ejemplo. Entre los contaminantes químicos hay jabones, detergentes en el agua residual doméstica, insecticidas y fertilizantes, monóxido de carbono, y otros gases provenientes de los escapes de los automóviles y las fábricas.

     El aire, la tierra y el agua son los principales recursos afectados por ella.

     El aire se ve afectado por contaminantes en forma de gases (dióxido de carbono en proporciones excesivas, monóxido de carbono) y por partículas en suspensión (polvos, aerosoles, etcétera).

     Los contaminantes del aire tienen efectos nocivos sobre la vegetación y los animales; en el hombre pueden provocar alergias por el polvo o irritaciones crónicas en las vías respiratorias.

     La tierra se contamina principalmente por desechos sólidos domésticos o industriales que se acumulan en los basureros por periodos relativamente prolongados.

     La contaminación de la tierra permite la proliferación de insectos, así como de microorganismos patógenos que pueden causar enfermedades.

     El agua es el principal medio al que se ataca con la contaminación, pues ahí van a dar los desechos de las actividades humanas; en ella se vierten materia fecal, residuos de alimentos, jabones, compuestos químicos de las industrias, residuos minerales de plomo, mercurio y cromo, además de petróleo de las embarcaciones transportadoras o de los pozos submarinos, etcétera.

     El agua contaminada no debe destinarse para uso doméstico. Muchos de los contaminantes son muy tóxicos para el hombre y otras especies; además, muchas enfermedades infectocontagiosas, como amebiasis, se trasmiten por medio de esta agua.

 

Medidas anticontaminantes

Se deben tomar medidas que ayuden a disminuir la contaminación y sus riesgos.

El programa Hoy no circula busca controlar la contaminación atmosférica del D.F.     En forma individual, cada uno de los seres humanos puede contribuir al control de la contaminación con acciones como:

  • Evitar arrojar al suelo desechos de alimentos, papeles, vidrios, etcétera.
  • Conservar en buen estado los automóviles y otros vehículos, de modo que produzcan la menor cantidad de humo y gases tóxicos posible.
  • Evitar quemar sustancias, como pinturas y plásticos (llantas), que emiten gases tóxicos.
  • Reducir el consumo de detergentes, desinfectantes, insecticidas, plásticos y materiales no biodegradables.

     A nivel colectivo se han establecido medidas que evitan el deterioro ambiental, como la creación de reglamentos para los procesos industriales, que imponen el uso de equipos especiales para disminuir la emisión de contaminantes y garantizar la reutilización del agua y otros materiales.

 

contenido: ecologia reforestacion basura organica basura inorganica reservas ecologicas fuentes de energia energia nuclear energia solar energia geotermica energia eolica erision contaminacion ambiental contaminacion biologica contaminacion fisica contaminacion quimica contaminacion