La unidad de las medidas de capacidad es el litro (l). Para expresar adecuadamente la cantidad de cualquier líquido, es importante conocer los múltiplos y submúltiplos del litro.

Litro = 10 decilitros       à       dl =       .1 litro

 

Litro = 100 centilitros   à        cl =       .01 litro

 

Litro = 1 000 mililitros   à      ml =      .001 litro

En ocasiones, no se tienen al alcance de la mano, las herramientas para efectuar medidas exactas. Es entonces cuando se tienen que sustituir con medidas arbitrarias, es decir, con el uso de instrumentos que reemplacen a los creados específicamente para ese tipo de medición.

     Ejemplo:

Tony organizó un día de campo con su grupo de exploradores. Todo se desarrollaba como ella pensaba, pero al llegar la hora de la comida, se dio cuenta de que los jugos y aguas se habían terminado; sólo quedaban tres refrescos de dos litros, los cuales había que repartir equitativamente entre las 15 personas que iban. Después de discutir y ponerse de acuerdo, encontraron la solución al problema.

Uno de los exploradores sugirió que a cada uno le sirvieran el refresco directamente en los recipientes que llevaban; pero llegaron a la conclusión de que el reparto no sería equitativo, porque el tamaño y la capacidad de los recipientes de cada quien era diferente.

Alguien sugirió que sería más fácil si tuvieran una unidad de medida estándar. Esa medida tendría que ser pequeña, porque es más fácil calcular en pequeñas porciones que en  grandes.

Con ese cálculo, y utilizando la medida de un vaso pequeño, llegaron a la siguiente distribución de vasos:

Número de vasos que caben en

1litro

     1    litro
     2

     1    litro
     4

20

10

5

     A partir de la siguiente tabla, calcularon el número de vasos de refresco que le tocaron a cada uno.

 

Litros

1

2

4

6

Número de vasos

20

40

80

120

     Así, le tocaron 8 vasitos de refresco a cada uno.

     A Raúl, uno de los exploradores, le surgió la duda de qué cantidad del refresco le tocaría usando medidas que él conocía, pues le era difícil imaginarse la cantidad que le cabrían a los vasitos que le tocaban. Por eso hizo los siguientes razonamientos.

     Primero recordó las equivalencias del litro. Después pensó: "Si en un litro caben 20 vasitos, entonces, ¿qué tendré que hacer para saber cuántos decilitros, centilitros o mililitros tiene cada vaso?" Para tal efecto, dividió el total de dl, cl o ml entre 20.

     Por tanto:

1 vasito = 0.5 dl = 5 cl = 50 ml

     Con sus resultados, pudo calcular la cantidad que le correspondía:

4 dl = 40 cl = 400 ml