Para lograr aprendizajes significativos es mejor partir de situaciones concretas y accesibles a los niños, a fin de que puedan analizarlas, comprenderlas y posteriormente aplicarlas de manera natural. A través del juego se les da a los niños oportunidades de interactuar con su entorno y asimilarlo más fácilmente.

Es el caso del siguiente juego en el que se trabaja con sustantivos, es decir aquellas palabras que sirven para designar personas, animales o cosas. Los propios es el que se le da a una persona, animal o lugar para distinguirlo de los demás, se escribe con mayúscula inicial, por ejemplo, Joel, Alejandro, Fido. Los sustantivos comunes son los que se les dan a personas, animales o cosas que comparten una misma característica, por ejemplo, hombre, perro, cuchara.

Un dominó de palabras

Procedimiento:

  1. Pida a los alumnos que una hoja tamaño carta la doblen por la mitad y la corten.
  2. Hagan lo mismo con cada mitad y así sucesivamente hasta obtener 16 partes iguales.
  3. En sus cuadernos, escriban una lista de cosas -sustantivos comunes- y otra de nombres de personas o lugares -sustantivos propios-.
  4. Con color rojo, dividan cada rectángulo que obtuvieron justamente por la mitad.
  5. En la mitad izquierda, dibujen un objeto, animal o planta de los que escribieron en su lista y anoten su nombre.
  6. En la parte derecha, escriban el nombre de persona lugar o cosa. También hagan un dibujo que lo ilustre.
  7. Organice a los alumnos en equipos de tres, junten sus fichas y revuélvanlas.
  8. Elijan al azar quién iniciará el juego: cada jugador tendrá 12 fichas; las fichas restantes las colocarán al centro y servirán para “comer”, cuando un jugadro no tenga una ficha correcta con qué jugar.
  9. El que inicia colocará una ficha en el centro.
  10. El que le sigue en turno, deberá colocar otra que tenga concordancia con la anterior (sustantivo común con común, sustantivo propio con propio).
  11. Así seguirán por turnos. Gana el jugador que ya no tenga fichas.