La elaboración de notas es un importante recurso para el aprendizaje, sea logrado éste a través de la asistencia a una clase o bien mediante la lectura de libros y otros documentos que traten sobre el tema que nos interesa. Es importante porque nos PERMITE IDENTIFICAR LO ESENCIAL DE LOS CONTENIDOS a través del análisis de la información que accede a nosotros en las formas arriba mencionadas.

     Al parecer, todos tenemos claro que si estamos escuchando una exposición en un aula o auditorio, tomar notas nos ayudará a RECORDAR y REFLEXIONAR acerca de lo expuesto, una vez que haya terminado la clase o conferencia a la que hayamos asistido; pero algunos podrían preguntar:

     ¿Para qué elaborar notas cuando leemos o estudiamos documentos, si toda la información esta allí, escrita, lista para que la volvamos a consultar a voluntad, en caso de no haberla comprendido o para aclarar dudas y detalles?

     Lo último nos da pie para hacer las siguientes precisiones y sugerencias:

Elaborar notas no es transcribir fielmente lo expuesto en los libros o documentos consultados, SINO REDACTAR IDEAS, comentarios, preguntas, opiniones y todo pensamiento que venga a nuestra mente en el momento de estar leyendo. LAS ASOCIACIONES MENTALES que hagamos con los contenidos de los textos que estudiamos y el bagaje de conocimientos que teníamos hasta antes de iniciar la lectura, nos permitirán no sólo comprender mejor nuevos datos, sino que, al establecer esas relaciones, tejemos una RED DE INFORMACIÓN cuya estructura será más completa, rica y versátil que todos sus componentes por separado.

Elaborar notas es una actividad estrictamente personal, ya que si bien el material consultado sea idéntico para dos o más lectores, las diferentes experiencias de aprendizaje y de vida de cada uno serán totalmente distintas y por lo tanto, las notas que produzcan nunca podrán ser iguales.

De lo anterior se deriva la frase: "Hay tantos libros como lectores", haciendo referencia a una misma obra.

Al elaborar notas es preciso IDENTIFICAR LOS MENSAJES PRINCIPALES del texto en cuestión, AGREGAR LAS IDEAS PROPIAS y RESUMIR AMBOS COMPONENTES bajo una estructura organizada.

En esta tarea es preciso utilizar el SUBRAYADO y las ANOTACIONES AL MARGEN. Con el primero destacamos los mensajes principales y al escribir nuestras ideas junto al segmento del texto que las motiva, "dialogamos " con el autor, reforzando o cuestionando su discurso, amén de relacionar los contenidos con otros previamente aprendidos.

Para SUBRAYAR podemos utilizar lápiz o marcador, de preferencia amarillo, para evitar que sea agresivo a la vista. Cuando el texto no sea de nuestra propiedad y por lo tanto no sea posible marcarlo, entonces tendremos que recurrir a FOTOCOPIAS o bien, entonces sí, a la TRANSCRIPCIÓN DE PÁRRAFOS o FRASES SIGNIFICATIVAS a una libreta de notas, donde, además de lo anterior, incluiremos nuestros comentarios.

Es posible SUBRAYAR PALABRAS aisladas, FRASES u ORACIONES, PÁRRAFOS o aun PÁGINAS COMPLETAS, según sea la relevancia del contenido para nuestros objetivos.

Cada lector subrayará según su criterio y finalidad al leer, pero en general SUBRAYAREMOS la INFORMACIÓN ESENCIAL, la MÁS INTERESANTE o bien lo que consideremos como una APORTACIÓN a nuestro saber.

Insistiendo sobre la DIVERSIDAD DE ENFOQUES con que se puede abordar el examen de una disertación o documento, a título de ejemplo, diremos que si el tema es La Luna, satélite de la Tierra, tendremos que dicho cuerpo será visualizado por un astrofísico como un astro opaco, en decadencia y quizá cuestione la existencia de agua o de otros componentes químicos; un economista, verá en Diana una futura fuente de minerales; el responsable de la exploración espacial evaluará las ventajas de contar con el satélite para establecer bases de observación y abastecimiento para viajes a otros planetas del sistema solar, mientras que para un poeta, será fuente de inspiración.

Finalmente, las notas y lo subrayado nos servirán para elaborar una SÍNTESIS DEL CONTENIDO y con ella, dirigir nuestra atención hacia lo que consideremos RELEVANTE, según el uso que daremos a la información recabada.

 

Una anécdota sobre los "acordeones"

     ¿Recuerdas los "ACORDEONES" de tus tiempos de estudiante? Esas tiras de papel donde se anotaban con letra diminuta los datos más importantes de los contenidos estudiados, para luego ser dobladas de manera que ocuparan el mínimo espacio y se pudieran consultar sin extenderse del todo, dando lugar a su nombre y así poder presentar tramposamente con éxito un examen.

     Pues bien, cuentan que durante un examen final de química, el profesor que aplicaba la evaluación levantó del suelo un papel que cayó del pupitre de uno de los alumnos y descubrió que era precisamente un "acordeón", razón por la cual, retiró el cuestionario al asustado discípulo, con la instrucción de abandonar el salón.

     Posteriormente el grupo se llevó la gran sorpresa, cuando el día en que se entregaron las calificaciones, el profesor hizo pasar al frente al alumno sancionado, y ante todos dijo: "Joven, su calificación es de CIEN PUNTOS, se la merece porque el "acordeón" que preparó resume de manera MAGISTRAL todo el curso; seguramente usted empleó mucho tiempo en elaborarlo y también se nota que sólo pudo haberlo hecho quien tiene un amplio dominio de mi materia. Lo felicito, mas no sin advertir al resto del grupo que quien produzca "acordeones" de menor calidad que el presente y yo lo perciba, queda reprobado". Se dice que el profesor conservó el famoso "acordeón" y que de vez en vez lo consultaba durante sus exposiciones.