IMPORTANCIA DEL AGUA

Para nadie resulta extraño que dada la importancia que tiene el agua para los seres vivos y la naturaleza, así como su relación con muchos procesos químicos se le denomine como el líquido vital.

     El agua (H2O) es un recurso esencial en términos económicos y sociales. Su importancia es cada vez mayor, al punto de ser actualmente uno de los factores críticos más relevantes del desarrollo a escala mundial.

     A continuación se analizan dos aspectos importantes del agua: su uso doméstico y como compuesto químico esencial para los seres vivos.

 

 USO DOMÉSTICO

La mayoría de la población que cuenta con servicio de agua potable o le resulta fácil su obtención, considera que hay agua en abundancia; pero en realidad es muy difícil y costoso llevar agua a los hogares desde las fuentes de origen. De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (CNA), en 1995, 15 millones de habitantes carecían de agua potable, los mayores rezagos se ubican en el medio rural, ya que 45.7% de su población no tiene servicio de este líquido. Se tienen que construir presas para almacenarla, tuberías y canales para encauzarla (que requieren mantenimiento), tratarla y distribuirla a los distintos espacios en donde se requiere. Una vez utilizada se regresa por los drenajes y éstos las llevan a los ríos, lagos o mares muy contaminada, alterando gravemente el ciclo natural del agua.

     Se corre peligro de que cada vez sea menor la cantidad de agua potable disponible para el hombre y en el futuro este recurso natural sea escaso.

     Agua como compuesto químico esencial para los seres vivos (en este caso el hombre).

     La vida en el planeta se inició en los océanos, el ser humano está conformado en dos terceras partes de agua. Este líquido es muy abundante en la Tierra; sin embargo, sólo 2% es potable (útil para beberse).

     Al paso del tiempo los hombres han sustituido el agua natural por otras bebidas (refrescos o sodas), como resultado de campañas publicitarias encargadas por compañías que poseen poder suficiente para informar a escala masiva a todo el público, modificando sus hábitos de consumo. En América Latina, México ocupa el primer lugar como consumidor de refrescos embotellados.