RENDICIÓN DE LAS FUERZAS DEL EJE Y LOS TRATADOS DE PAZ

En junio de 1944 un cuerpo expedicionario aliado, compuesto por más de cien mil hombres, desembarcó en las playas francesas de Normandía. Meses más tarde, los Aliados liberaron completamente a Francia, Bélgica y Holanda. Los alemanes contraatacaron en el bosque de las Ardenas, en el noreste de Francia y sureste de Bélgica, pero fueron derrotados. El camino hacia Alemania estaba abierto.

     Los soviéticos liberaron Polonia, Rumania y Bulgaria, y ayudaron al triunfo de la resistencia en Albania y Yugoslavia. Los ejércitos angloamericano y soviético se encontraron, triunfantes, en la ciudad de Berlín, en abril de 1945.

     El día 30 de ese mes, Hitler se suicidó junto con algunos de sus colaboradores y Alemania se rindió sin condiciones el 8 de mayo, lo que puso fin a la lucha armada en Europa.

El Frente del Pacífico. Haz click para ampliar este mapa.     Por otra parte, en el océano Pacífico el ejército y la armada japonesa no se pudieron recuperar fácilmente de la derrota de Midway, y comenzaron a perder terreno. Los Estados Unidos recuperaron en 1943-1944 Guam, las islas Marianas, las Carolinas y Filipinas.

     Mientras tanto, la aviación estadounidense sometió el territorio japonés a un constante bombardeo. A pesar de esto, los japoneses resistieron tenazmente, usando incluso aviones suicidas (llamados "kamikazes") para tratar de detener la acometida estadounidense.

     Esto hizo que los estadounidenses se decidieran a utilizar una nueva y mortífera arma recién fabricada: la bomba atómica, argumentando que sólo así se lograría una rápida rendición de Japón.

     Así fue como, el 6 de agosto de 1945, un bombardero B-29 de la fuerza aérea de los Estados Unidos lanzó la primera bomba atómica sobre la ciudad industrial de Hiroshima; la explosión, que tuvo el efecto devastador de miles de bombas convencionales, causó la muerte de unas 170 mil personas. Y por si eso no hubiera sido suficiente, tres días más tarde los estadounidenses arrojaron otra bomba atómica sobre la ciudad de Nagasaki, causando otras 135 mil víctimas, además de otras miles que quedaron heridas o sufrieron los efectos secundarios de las radiaciones.

Destrucción de Hiroshima por la bomba atómica.     Al ver el devastador poder de la nueva arma, el gobierno japonés, que además afrontaba una nueva declaración de guerra por parte de la Unión Soviética, la cual había ocupado Manchuria y destruido al ejército japonés que ahí estaba, solicitó la suspensión de las hostilidades y se rindió definitivamente el 2 de septiembre de 1945.

     La Segunda Guerra Mundial llegó así a su fin, seis años después de la invasión alemana a Polonia.

     Pocos meses antes, del 4 al 12 de febrero de 1945, los jefes de Estado de las tres grandes potencias, Estados Unidos, Gran Bretaña y la URSS, se habían reunido en la ciudad de Yalta, donde habían decidido el futuro de Alemania. Esta nación sería dividida en zonas de ocupación militar administradas temporalmente por cada uno de los países Aliados. También se acordó la erradicación del nazismo y que la Unión Soviética declarara la guerra al Japón para así conseguir territorios en el continente asiático.

Reunión de Postdam.     Posteriormente, en julio y agosto del mismo año, representantes de los tres países se volvieron a reunir en la ciudad de Postdam, Alemania. Sin embargo, en este evento, Harry S. Truman sustituyó a Franklin D. Roosevelt, quien había fallecido, y Winston Churchill fue sustituido a media reunión por Richard Atlee, quien había ganado recientemente las elecciones en Gran Bretaña. A pesar de haberse confirmado los acuerdos surgidos en Yalta y de incluir a Francia en la ocupación y administración de Alemania, la Conferencia de Postdam marcó el inicio de profundas diferencias entre los antiguos Aliados, que más tarde desembocaron en el periodo conocido como la Guerra Fría.

 

 COSTOS HUMANOS Y MATERIALES DEL CONFLICTO

La Segunda Guerra Mundial tuvo grandes diferencias en relación con las anteriores. En esta guerra, por ejemplo, ya no fue posible proteger a la población civil separándola de la población combatiente. El número de muertos, de 35 a 60 millones aproximadamente, más una cantidad enorme de heridos, superó con creces las pérdidas ocasionadas por la Primera Guerra Mundial.

     Las pérdidas humanas durante la Segunda Guerra Mundial fueron devastadoras; Estados Unidos perdió 250 000 personas; Gran Bretaña, 410 000; Italia, 415 000; Francia, 610 000; Japón, 2 060 000 personas; Polonia, 5 420 000; Alemania, 7 000 000; China, 13 500 000; y la URSS 21 100 000.

La guerra trajo como consecuencia la destrucción de bellas y valiosas obras de arte.     Las ciudades europeas, con sus grandes industrias y riquezas artísticas, arquitectónicas y escultóricas, no pudieron escapar de los bombardeos aéreos y de los tanques que arrasaban grandes zonas, destruyendo fábricas, puentes, industrias, vías de comunicación, ferrocarriles, puertos, museos, palacios, catedrales, etcétera.

     El fin de la Segunda Guerra Mundial nuevamente, como en el caso de la primera, estableció grandes diferencias entre los vencedores. En Europa se alteraron fronteras, se dividieron países y el continente quedó enmarcado en dos zonas: el "este comunista" y el "oeste capitalista".

     Seis años de sangrientos enfrentamientos habían terminado, pero la humanidad tendría que enfrentar ahora nuevos problemas. El país más perjudicado fue la URSS con 21 100 000 víctimas. El nazismo alemán ocasionó la muerte de 6 millones de seres humanos por motivos raciales, y de 4 a 5 millones por motivos políticos. Muchos de éstos fueron asesinados de una manera sistemática en los llamados "campos de exterminio", donde existieron hornos especiales y cámaras de gas para eliminar masivamente a quienes los nazis consideraban "seres inferiores". Además de los encarcelamientos, se generó el exilio de muchas personas hacia América Latina y Estados Unidos; las generaciones siguientes presentaron problemas de mutaciones como consecuencia de la radiactividad.

     También les afectaron los gastos originados por la guerra. Algunos autores opinan que el gasto ascendió a más de 200 millones de dólares. En cambio, se calcula que Estados Unidos tuvo una ganancia aproximada de 1 422 000 000 de libras esterlinas debido a las utilidades que le proporcionaron el incremento de sus producción y los intereses de los créditos otorgados a diversos países.

 

 LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS

Una vez concluida la Segunda Guerra Mundial todo el mundo sintió la necesidad de consolidar un nuevo orden internacional, que sirviera para mantener la paz y salvar a la humanidad de los horrores de la guerra. Dada la falta de efectividad de la Sociedad de Naciones, se pensó en la creación de otro organismo que resolviera las diferencias entre los países. Con ese objetivo se creó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1945.

Organigrama de la ONU. Haz click para ampliar el cuadro.     Este organismo tiene antecedentes como la Carta del Atlántico y la Conferencia de Moscú, entre otros. En la primera, Estados Unidos e Inglaterra se comprometieron a asegurar a todas la Naciones del mundo, al término de la guerra, un mínimo de seguridad y bienestar. En la Conferencia de Moscú se planteó la necesidad de establecer una organización que sustituyera la Sociedad de Naciones.

     En 1945, en San Francisco, California, 51 naciones, entre ellas México, firmaron la Carta de las Naciones Unidas, que entró en vigor el 24 de octubre del mismo año.

     Los principios más importantes de la Carta de las Naciones Unidas son:

  • El reconocimiento de la autodeterminación de los pueblos y su forma de elegir su forma de gobierno.
  • La proclamación del derecho a la libertad de todo ser humano, sin distinción de raza, sexo, nacionalidad o religión.

Firma de la Carta de las Naciones Unidas.     La Organización de las Naciones Unidas gira en torno de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad. La Asamblea está constituida por todos los estados miembros, los cuales tienen la misma jerarquía. Se reúnen por lo menos una vez al año, y se han comprometido a aceptar cualquier decisión que tome el Consejo de Seguridad hasta llegar, si es necesario, al empleo de las armas.

Edificio de la ONU.     El Consejo de Seguridad tiene en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales su responsabilidad principal. Sus miembros permanentes son: Estados Unidos, Gran Bretaña, Rusia y China, países que tienen derecho de voto y, si uno de ellos vota en contra (o veta) una resolución, ésta no se lleva a cabo. El cuerpo de la paz de la ONU depende del Consejo de Seguridad y está constituido por los llamados "cascos azules", que tienen como misión cuidar el cumplimiento de los tratados de paz y las treguas.

Conferencia de la ONU.     El Consejo Económico y Social coordina a varios organismos, entre ellos: UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), que busca la paz a través de la elevación cultural de la humanidad; OMS (Organización Mundial de la Salud), este organismo intenta mejorar el nivel sanitario de la población mundial; FAO (Organización para la Alimentación y la Agricultura), la cual tiene como objetivo incrementar la producción agrícola, ganadera y pesquera para erradicar el hambre; ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), el cual se encarga de brindar todos los apoyos necesarios a las poblaciones que por actos de guerra se ven obligadas a buscar seguridad en zonas o países distintos al suyo.

Cascos azules.     La ONU, que tiene sus oficinas principales en la ciudad de Nueva York, pretende mantener el equilibrio de la paz. Es importante destacar que muchos de los acuerdos o resoluciones de esta organización no son cumplidos por todos sus miembros, por intereses particulares o por plantear cuestiones de seguridad o soberanía nacional.

     Pese a todo es un elemento valioso para dirimir o concertar las acciones de los distintos países, pueblos y culturas del planeta.

 

 FORMACIÓN DE BLOQUES Y EL MAPA MUNDIAL EN 1950

A consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, se originaron numerosos cambios en el mundo, entre otros, la derrotada Alemania quedó dividida en dos naciones: la República Democrática Alemana (Alemania Oriental), que se fundó en octubre de 1949 y adoptó el régimen socialista, y la República Federal de Alemania (Alemania Occidental), que continuó bajo el sistema capitalista.

     De las naciones vencedoras, dos quedaron como grandes potencias, a la vez que iniciaron una lucha por la hegemonía: la Unión Soviética y Estados Unidos. Ambas utilizaron como medios de enfrentamiento las transformaciones logradas por el desarrollo científico y tecnológico aplicado a la industria de la guerra, además de los grandes medios de comunicación de masas que llevan consigo la manipulación de opiniones y pensamiento.

     Otra de las consecuencias importantes de la Segunda Guerra Mundial fue la formación en Europa de dos bloques de naciones, uno capitalista y otro socialista, cuyas raíces se pueden encontrar en el resultado de las Conferencias de Yalta y Postdam ya mencionadas, realizadas en febrero y julio de 1945.

     Estas conferencias fijaron un primer reparto de zonas de influencia entre Estados Unidos, la Unión Soviética e Inglaterra. La Unión Soviética quedó en libertad de ejercer su influencia en Polonia, Yugoslavia, Hungría y Checoslovaquia.

     Estados Unidos, por su parte, obtuvo la concesión de garantizar esos acuerdos con su intervención militar y diplomática en asuntos europeos.

División geopolítica del mundo después de 1950. Haz click para ampliar el mapa.     El bloque de países capitalistas quedó conformado por Inglaterra, Francia, Suiza, República Federal Alemana, España, Italia, Austria, Noruega, Dinamarca, Portugal, Países Bajos (Holanda) y Bélgica.

     Por su parte, el bloque de países socialistas quedó integrado por la URSS, Bulgaria, Rumania, Hungría, Yugoslavia,  Albania, Polonia, Checoslovaquia y República Democrática de Alemania.

     El aparente desequilibrio existente entre las dos grandes potencias, especialmente en los aspectos económico y técnico, poco a poco fue desapareciendo. Ante la superioridad norteamericana, estaba la potencia y eficacia militar del ejército rojo y la ayuda política que significaba para la Unión Soviética la existencia y el apoyo de partidos comunistas fuertes en algunos países europeos; los movimientos de resistencia guerrillera organizados por aquéllos contra el nazifascismo y la simpatía que sectores numerosos de la población europea sentían hacia la Unión Soviética, por su régimen socialista enfocado a lograr la igualdad social, así como por las luchas heroicas que los soviéticos sostuvieron en contra del nazismo alemán.

     Estados Unidos aprovechó la debilidad económica y militar de Europa Occidental, para dominar y ejercer su influencia por medio del establecimiento de bases militares y de inversiones y "ayudas" económicas como la del plan Marshall, que organizó la reconstrucción de Europa. Esta influencia le daba a Estados Unidos la garantía de regímenes políticos no simpatizantes con el comunismo. Bajo estas condiciones se organizó el bloque político, económico y militar occidental dirigido por Estados Unidos, que fue legalizado e institucionalizado en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) contra una posible "amenaza comunista".

     La OTAN fue creada en Washington en 1949 y sus miembros iniciales fueron Canadá, Francia, Dinamarca, Bélgica, Gran Bretaña, Italia, Islandia, Noruega, Luxemburgo, Portugal, Holanda, Estados Unidos y Grecia. En 1952 se unió Turquía y la República Federal de Alemania en 1954.

     Para asegurar la hegemonía en Asia y evitar que los países que se independizaban implantaran el régimen comunista y se hicieran aliados de la Unión Soviética, se creó la SEATO (Tratado del Sureste Asiático) en el sureste asiático, formada por Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y otros países subordinados, como Pakistán, Tailandia y Filipinas.

     En Oriente Medio se formó el CENTO (Pacto de Bagdad) en 1955, integrado por Gran Bretaña, Turquía, Irak, Irán y Pakistán.

     La Unión Soviética, por su parte, formó un grupo de países aliados encaminados a la constitución de una nueva sociedad basada en el modelo socialista soviético. Primero se establecieron gobiernos provisionales con participación comunista en Polonia, Checoslovaquia, Hungría, Rumania, Bulgaria y Yugoslavia, que después establecieron regímenes llamados "democracias populares". Este tipo de régimen fue establecido en Yugoslavia en 1945 por el ejército guerrillero dirigido por el mariscal Joseph Broz Tito, en Bulgaria y Albania en 1946; en Rumania y Polonia en 1947; en Checoslovaquia en 1948 y en Hungría en 1949.

     Los países socialistas respondieron a la formación de la OTAN creando el Pacto de Varsovia en 1955, integrado por Checoslovaquia, Bulgaria, Polonia, Rumania, Hungría, la Unión Soviética y Albania, que se retiró en 1964. La República Democrática de Alemania se adhirió en 1956 y, posteriormente, la República Popular de Mongolia como observadora.

 

 

 

 

 

 

contenido: bomba atomica japon organizacion de las naciones unidas union sovietica