Oraciones simples son aquellas que tienen sujeto y predicado y enuncian sólo una acción, mediante un verbo conjugado.

     La función del sujeto es nombrar a la persona, animal o cosa que realiza una acción. Por tanto, sujeto es de quien se habla en una oración.

     La función del predicado es mencionar cuál es la acción que desarrolla el sujeto, es decir, qué se dice de él.

     Es importante recordar que en una oración el sujeto no necesariamente se encuentra al principio, sino que puede ir al final o en medio; lo importante es identificarlo por la función que realiza, no por el lugar donde se encuentra. Por ejemplo: en la calle juegan los niños, juegan los niños en la calle, los niños juegan en la calle.

     A través de oraciones simples se puede conformar la síntesis de un texto narrativo; por ejemplo: un cuento.

 

 

 

 

 

 

 

 

contenido: oracion