• Desechos industriales
  • Desechos agrícolas
  • Desechos ganaderos
  • Desechos domésticos y escolares

El agua es uno de los recursos más importantes, pues sin ella sería imposible la vida.

 

Seguramente cualquier persona puede afirmar sin titubear lo indispensable que es, pero muy poca gente es realmente consciente al utilizarla, no sólo por los miles de litros desperdiciados diariamente, sino por la facilidad que hay para contaminarla y arrojar en ella toneladas de basura como si el agua tuviera la facultad de desaparecerla.

 

 

Los recursos hidrológicos incluyen las aguas interiores o continentales, de agua dulce como ríos o lagos, y las oceánicas, que abarcan el medio marino y costero. Ambos tipos son susceptibles de contaminación por la gran cantidad de desechos que se depositan directamente en ellos o de forma indirecta cuando son arrastrados por la lluvia.

 

 

En México, los recursos mencionados están formados por ríos, lagos, lagunas, aguas subterráneas y pluviales (de lluvia). La mayor parte del agua utilizada procede de los ríos, luego de las presas y en menor grado de los mantos subterráneos, lagos y lagunas.Sin embargo, estos recursos de agua no están distribuidos con uniformidad en el país, ya que en muchas zonas la escasez de dicho elemento se ha convertido en un problema muy grave.

 

En cuanto a los usos que tiene el agua, de las subterráneas, la mayor parte se utiliza para riego, esto es, cerca del 70% y de las superficiales aproximadamente, 65 % es empleada para generar energía eléctrica.La obtención y utilización del agua en México, ha aumentado enormemente como consecuencia del crecimiento poblacional y el incremento de las actividades industriales y por tanto, también ha aumentado el volumen de aguas residuales, es decir, aquellas que ya se emplearon y que se vierten al drenaje o al suelo.

La contaminación del agua se debe en gran medida a las diversas actividades industriales, las prácticas agrícolas y ganaderas, así como a los residuos domésticos o escolares en general y que al vertirse en ella modifican su composición química haciéndola inadecuada para el consumo, riego o para la vida de muchos organismos.Se puede clasificar en dos grupos los contaminantes del agua: orgánicos e inorgánicos.Los primeros están formados por desechos materiales (restos de comida, cáscaras, etc.) generados por seres vivos. Asimismo, se consideran contaminantes orgánicos los cadáveres y el excremento.

 

Los segundos son los contaminantes procedentes de aguas negras arrojadas por las casas habitación, industrias o los agricultores.Al depositar basura orgánica en el agua, ésta atrae a un gran número de bacterias y protozoarios que se alimentan con esos desechos, su actividad aumenta su reproducción a gran escala, y con ello crece exageradamente su población, en consecuencia consumen un mayor volumen del oxígeno disuelto en el agua; causando la muerte de muchos peces al no tener ese elemento indispensable para realizar el proceso respiratorio.

 

Sin embargo, las bacterias no se afectan porque muchas especies pueden realizar la respiración sin la presencia de oxígeno, es decir, de forma anaerobia. Ese proceso conocido como fermentación ocasiona que el agua se vuelva turbia, que despida olores fétidos por la presencia de ácido sulfhídrico y metano (productos de la fermentación), y originará la muerte de muchos peces, en ocasiones de importancia económica para el hombre.

 

En el agua también ocurre la putrefacción de materia orgánica. Con este término se designa la descomposición de proteínas, que es un proceso similar a la fermentación.Las algas, por otra parte, también aprovechan la presencia de basura orgánica para aumentar su tasa de reproducción y se vuelven tan abundantes que impiden el desarrollo de otros seres vivos.En algunos ríos y lagos de México, el desarrollo desmedido de vegetales acuáticos ha ocasionado graves daños al ecosistema; los lirios, por ejemplo, en lugares como el lago de Chapala, en el estado de Jalisco, o en los canales de Xochimilco, impiden la pesca y hasta obstaculizan la navegación.

 

Las aguas negras, es decir, el agua ya utilizada para el aseo personal, de la casa y hasta la que proviene de los baños, puede ser muy peligrosa si los restos de excremento contienen organismos patógenos que originen enfermedades como el cólera, amebiasis, tifoidea, etcétera.Los desechos inorgánicos incluyen sustancias químicas peligrosas como el plomo, arsénico, mercurio; además de los detergentes, insecticidas, fertilizantes y hasta petróleo.

 

 

DESECHOS INDUSTRIALES

 

Conforme la civilización se desarrolla aumentan las necesidades de adquirir diversos productos y con ello también se incrementan el número de industrias que compiten para producir esas satisfacciones.

Desafortunadamente, la gran mayoría no cuentan con programas que contemplen cómo manejar los derechos que eliminan en sus procesos de fabricación y al no contar con plantas de tratamiento depositan sus residuos, muchas veces tóxicos, al drenaje o a cuerpos de agua que se afectan gravemente, al contener estos desechos.

 

Algunas industrias son responsables por contaminar el agua con sustancias tóxicas, en ocasiones mortales, como el plomo, mercurio, cromo, cadmio, arsénico, petróleo, etcétera.Las industrias que mayor impacto ambiental ocasionan son:

  1. Cemento
  2. Celulosa y papel
  3. Textil
  4. Cerámica y minerales no metálicos
  5. Metálica ferrosa
  6. Química
  7. Alimentos y bebidas
  8. Metálica no ferrosa
  9. Maquinaria y equipo
  10. Vidrio
  11. Hule
Referente a los desechos sólidos, diversos estudios realizados por SEDESOL (Secretaría de Desarrollo Social), demuestran que en 1950 se producía sólo 5% de basura no degradable y para 1990 se incrementó a 40.5%.Además, la mayoría de las industrias, que suman casi 173 mil, generan diariamente 460 toneladas de residuos, de los cuales aproximadamente 15 mil son peligrosos.La cantidad de residuos industriales sólidos (en toneladas diarias) producidos por algunas industrias en 1991, fueron:
  •   Industria minera 337 mil 500
  • Industria química 81 mil
  • Agroindustria 31 mil 500

 

 

 

DESECHOS AGRÍCOLAS

 

Las actividades agrícolas están encaminadas a obtener del suelo recursos alimentarios para animales y personas.Sin embargo, como cualquier otra actividad, la agricultura puede generar desechos que alteren el equilibrio ambiental.Como la agricultura está directamente relacionada con los ecosistemas es muy fácil que interfiera con su equilibrio.Las principales alteraciones provocadas al ambiente como consecuencia de la actividad agrícola son:

 

  1. Pérdida de la fertilidad del suelo por sobreexplotación de cultivos.
  2. Erosión del suelo por uso ineficiente de la tierra.
  3. Desertificación por uso de técnicas inadecuadas de cultivo.
  4. Deforestación de zonas boscosas.
  5. Contaminación del agua, tanto de ríos, como arroyos o lagos por residuos de fertilizantes.
  6. Lixiviación del suelo por la acción de productos químicos.
  7. Contaminación del agua con petróleo, ya que éste es el combustible más utilizado en la agroindustria.
  8. Contaminación ocasionada por desechos orgánicos que sobrefertilizan cuerpos de agua.
  9. Disminución del agua en mantos subterráneos por su extracción excesiva.
  10. Aumento en la incidencia de inundaciones debidas al uso incorrecto del suelo.
  11. Destrucción de la fauna natural del suelo (microorganismos) ocasionada por el uso excesivo de plaguicidas y fertilizantes.
  12. Amenaza de extinción de especies animales debida a la eliminación de hábitats naturales, tanto de los bosques como de los ríos, lagos y otros cuerpos de agua.
  13. Daños a la salud humana por la presencia de plaguicidas que llegan a los cultivos y al agua.
  14. Contaminación del aire por partículas de plaguicidas y fertilizantes, así como por polvo proveniente de zonas carentes de vegetación.

Debido a que la demanda de alimentos es cada vez mayor, los agricultores concentran sus esfuerzos para lograr cada vez mayor producción de ellos.Las técnicas de cultivo se han desarrollado notablemente y ya se pueden encontrar en México zonas agrícolas que utilizan tecnología muy avanzada e implementos muy sofisticados.Al mismo tiempo, se ha incrementado el uso de sustancias químicas, cuyo objetivo, de algunas, es fertilizar el suelo y otras, eliminar la fauna o vegetación nociva; estas últimas se conocen como plaguicidas.Los fertilizantes pueden ser orgánicos como el estiércol, el abono verde o la composta.

 

Los inorgánicos incluyen sustancias químicas derivadas del nitrógeno, fósforo y potasio, principalmente.El abuso en la adicción de fertilizantes inorgánicos daña tanto al suelo como al agua, ya que sus componentes son arrastrados hasta los cuerpos de agua, ocasionando eutroficación, que propicia el crecimiento excesivo de algas, vegetales acuáticos y bacterias; además los niveles altos de nitratos son tóxicos y peligrosos para la salud humana.Los principales fertilizantes producidos en México son:

1.              Sulfato de amonio

2.              Nitrato de amonio

3.              Urea

4.              Superfosfato simple

5.              Superfosfato triple

6.              Fosfato diamónico

Los plaguicidas también llegan a producir niveles altos de contaminación en el agua, el suelo y en los alimentos que contienen residuos de los mismos. Además, muchas de las sustancias de las que están elaborados, permanecen en la naturaleza y dependiendo del tipo de plaguicida, se pueden encontrar residuos hasta 15 años después de su aplicación.Otra consecuencia derivada del abuso de fertilizantes y plaguicidas es la lixiviación.

 

Este fenómeno se produce cuando diversas sustancias de las capas superiores del suelo se disuelven por la acción de los productos químicos, componentes de los fertilizantes o plaguicidas, y son arrastradas hasta capas profundas o hacia los mantos subterráneos

 .

DESECHOS GANADEROS

 

En realidad son muy pocos los desechos ganaderos que afectan a la naturaleza, porque los animales se alimentan directamente de la vegetación sin ocasionar grandes daños al medio.El problema más importante consiste en la desertificación por sobrepastoreo.Quizá podría considerarse al estiércol (excremento del ganado) como un contaminante orgánico.

Se sabe que sirve para fertilizar la tierra, pero sólo si se utiliza de manera inmediata, pues cuando se almacena durante largas temporadas atrae moscas y a otros insectos, además de generar mal olor.Además cuando se arroja al agua, ésta se eutrofica y puede ocasionar enfermedades por la presencia de organismos patógenos.

DESECHOS DOMÉSTICOS Y ESCOLARES  

 

Los desechos eliminados en el hogar y la escuela pueden agruparse en una categoría llamada residuos sólidos municipales, que además de los anteriores, incluyen a la basura producida en pequeños comercios, mercados, así como la recolectada en parques y jardines.De toda la basura desechada, el mayor porcentaje de residuos corresponde a los desperdicios de alimentos; en segundo lugar, papel; después el plástico y los restos de la jardinería (ramas, pasto, hojas, etcétera).

Composición de la basura doméstica

BasuraPorcentajeBasuraPorcentaje
Alimentos45.02Cartón encerado1.44
Papel12.67Residuos finos0.95
Plástico5.14Hueso0.83
Fibra vegetal5.00Material de construcción0.78
Poliuretano4.52Loza y cerámica0.75
Vidrio transparente4.40Cuero0.66
Residuos de jardín4.04Madera0.59
Cartón3.34Fierro0.52
Varios3.20Fibra sintética0.47
Pañal desechable3.06Poliestireno0.33
Vidrio de color2.55Algodón0.23
Trapo2.41Hule0.21
Latas1.62Material no ferroso0.21

La mayor parte de la basura no se separa de acuerdo con sus componentes y es depositada tal como se va "juntando" en los camiones del servicio de limpia para trasladarla después a su destino final, que muchas veces son grandes tiraderos al aire libre que atraen moscas, ratas y otros animales transmisores de enfermedades.

Además, éstos producen un olor muy desagradable debido a la putrefacción de los desechos que también contaminan el aire que respiramos y finalmente dan un pésimo aspecto a las comunidades.Las enormes cantidades de basura también son arrastradas por la lluvia y sus componentes, al pudrirse, llegan a los mantos subterráneos contaminando el agua, además los restos orgánicos ocasionan la eutroficación o sobrefertilización del agua originando diversos problemas al ecosistema.

 

contenido: contaminacion hidrologicos rios oceanicas mexico subterraneas subterraneos energia electrica utilizacion practicas agricolas domesticos organicos inorganicas oxigeno fermentacion putrefaccion organica patogenos colera quimicas arsenico petroleo ceramica metalicos metalica solidos agricolas agricola destruccion erosion desertificacion deforestacion lixiviacion tecnicas fosforo eutroficacion diamonico quimicos estiercol organico patogenos domesticos solidos sobrefertilizacion

 

Actualizado ( Martes, 11 de Agosto de 2009 16:15 )