Hace muchos años el planeta Tierra no era muy conocido; faltaba mucho por explorar, y el ser humano tenía miedo de ir más allá de los lugares habituales a los que viajaba. Pero siempre han existido hombres audaces y valientes con conocimientos para manejar los barcos y cruzar los océanos.

Hubo pueblos y marineros muy famosos que conducían sus naves para llevar y traer mercancías para vender. Ellos fueron descubriendo nuevos mares, nuevas ciudades y nuevos productos. Estos productos eran muy caros porque los llevaban a Europa desde regiones muy lejanas.

Ruta de la Seda. Haz click para ampliar la imagen

Por ejemplo, el cobre, la plata, las pieles y el ámbar se obtenían de España y Portugal, el oro de Irlanda y el estaño de Britania. Pero el viaje más codiciado era la Ruta de la Seda.

La Ruta de la Seda fue recorrida por primera vez por Marco Polo y su padre. Marco Polo tenía 17 años cuando salió de Venecia en una caravana. Pasaron muchos peligros y después de tres años y medio, y de haber recorrido 3 500 kilómetros llegaron a Catay, más conocida como China.

Ahí conoció al gran rey de los mongoles llamado Kublai Kan, que gobernaba un país enorme y exótico, vivía con muchos lujos y tenía grandes riquezas.

Como Marco era muy observador, describió todo lo que había visto: templos dorados, fuentes de petróleo, minas de rubíes, oro, plata, gemas, salinas, aves increíbles y muchas otras cosas. Cuando regresó, contó sus aventuras a sus paisanos, pero no le creyeron.

De todos modos, los marineros se hicieron a la mar en naves de diversas formas y tamaños, hasta en las más novedosas de esa época, llamadas carabelas, que eran las más seguras.Astrolabio

Por ese tiempo ya se conocían diversos instrumentos para auxiliar a los navegantes, como la brújula magnética para orientarse, el astrolabio para calcular las distancias, el reloj mecánico, los mapas o cartas de los mares para saber por dónde iban, el arcabuz, el mosquete y el cañón, que eran las armas más avanzadas de esa época para defenderse de posibles ataques.

EXPLORANDO NUEVAS RUTAS

Los reyes más entusiastas por descubrir nuevos pueblos fueron los de Portugal y los de España.

Los portugueses buscaban una nueva ruta para llegar a la India y a China. Buscaron darle la vuelta a África para llegar a esos lugares, pero muchos Ruta portuguesa. Haz click para ampliar la imagenexpedicionarios regresaban explicando que en su camino encontraban un mar que se oscurecía y le llamaban el Mar de las Tinieblas.

Entonces el rey volvía a mandar más gente valiente y así conocieron las primeras tribus negras y llegaron a la punta de África. Estos grandes descubrimientos se lograron a través de muchos años.

Como los comerciantes tardaban muchos años siguiendo la Ruta de la Seda y las caravanas eran constantemente asaltadas, buscaron otros caminos.

Los países europeos en continuas guerras habían quedado muy pobres y para mejorar su economía entraron en la aventura de los viajes para poder comerciar con otros pueblos.

Los marineros, aunque valientes, le temían a lo desconocido con lo que se pudieran encontrar cuando iban a navegar por mares igualmente desconocidos de los que se contaban varias historias: que si más allá de lo que veían el mar estaba hirviendo, que era tan espeso como una jalea y en él vivían animales y monstruosos terribles, y sobre todo predominaba el pensamiento de que la Tierra era plana y al llegar los barcos a la línea del horizonte caían al abismo.

Conocidas las hazañas de Marco Polo, que habían sido publicadas en un libro titulado El libro del Millón de Maravillas del Mundo, éstas se difundieron rápidamente.

Muchos aventureros y comerciantes lo imitaron, pues deseaban hacerse ricos y famosos, y siguieron la ruta de Marco Polo durante muchos años.

Mientras tanto, la situación de los europeos había sufrido cambios: Los comerciantes, como tenían mucho dinero, se volvieron muy importantes y poderosos, superando a algunos reyes y a la nobleza y formaron un grupo llamado burguesía.

La gente en Europa conoció las telas de seda china, las perlas, la canela, el marfil, la porcelana, el clavo, la pimienta y la nuez moscada. Un producto muy codiciado era el almizcle, que es una sustancia muy apreciada para elaborar los perfumes, y aunque se pagaba mucho por estos productos, se acostumbraba usarlos porque eran necesarios y la gente ya no podía prescindir de ellos.

Al liberarse del dominio árabe, en 1492, España inició una etapa de poderío político y económico sobre el resto de Europa.

Para mantener su autoridad, patrocinó expediciones dirigidas a la conquista militar y espiritual de nuevas tierras. De esta manera, España pasó de la reconquista de su territorio al descubrimiento, y el hallazgo de un nuevo continente, lo cual sería la mayor de todas esas conquistas.

La convivencia con árabes enriqueció mucho a España. Por ejemplo, sus jardines, flores, albercas y caídas de agua, significaban la recreación del oasis para los árabes, y el Paraíso o jardín del Edén, para los españoles.

La actividad económica en el continente europeo, la expansión de mercados y el aumento de las operaciones comerciales exigían abundancia de metales preciosos (oro y plata) para fabricar moneda. Portugal y España eran los países más preparados para las grandes hazañas, además de estar geográficamente favorecidos.

mapa ruta de la seda ruta portuguesa astrolabio marco polo ku blai kan