Los cuadros sinópticos son esquemas en los que se anotan las ideas centrales de un texto, clasificadas en grupos. Se elaboran a partir de textos que contienen muchos datos que se pueden agrupar.

Elaborar cuadros sinópticos sirve para recordar mejor y aprender más rápido.

En un cuadro sinóptico, el tema, los subtemas y los contenidos se separan por medio de llaves.

Se pueden colocar tantos subtemas como sean necesarios.

Los contenidos deben ser enunciados o ideas concretas para que se comprenda lo que se quiere explicar.

Ejemplo:

A partir de la lectura y el análisis del siguiente texto, se elaborará un cuadro sinóptico.

 

Algo sobre nuestros huesos

¿Te has puesto a pensar lo maravilloso que es nuestro cuerpo? Es una máquina perfecta; las funciones que realizan cada uno de sus aparatos y sistemas son increíbles.

Los huesos, por ejemplo, forman el armazón de nuestro cuerpo; cada uno de nosotros tiene más de 200 huesos que en conjunto forman el esqueleto o armazón que sostiene nuestro cuerpo y hace posible los complejos movimientos que realizamos. Su tamaño y forma son diferentes. Los del cráneo son planos, siendo los principales el frontal, los parietales y temporales, y el occipital. La cara la forman 14 huesos, siendo los más importantes los pómulos, los nasales y los maxilares.

En el tronco están la columna vertebral, el esternón y las costillas. A la columna vertebral la forman 33 huesos cortos llamados vértebras y se dividen en cinco regiones: la cervical, la dorsal, la lumbar, la sacra y la coccígea. El hueso del esternón es plano, alargado y puntiagudo. Las costillas son 12 pares de huesos flexibles y curvos que se clasifican en verdaderas, falsas y flotantes.

En las extremidades superiores están el hombro, el brazo, el antebrazo y la mano. El hombro lo forman dos huesos: el omóplato y la clavícula. El hueso del brazo se llama húmero y los del antebrazo: cúbito y radio. Los huesos de la mano son carpo o muñeca, metacarpo y las falanges.

En las extremidades inferiores están la cadera, el muslo, la pierna y el pie. El hueso de la cadera es el iliaco, y el del muslo el fémur. En la pierna hay dos huesos: la tibia y el peroné. El pie, al igual que la mano, tiene tres huesos: tarso, metatarso y falanges.