La demografía es la parte de la geografía que se encarga del estudio de la estructura, dinámica y distribución de la población humana.

El censo de la población. El censo es un recuento periódico de la población y sus actividades. Aunque en la Antigüedad se estableció para controlar el pago de impuestos, actualmente se aplica para conocer cómo está distribuida la población, la edad de los habitantes, sexo, ocupación, estudios, estado civil, ingresos personales y familiares, así como los tipos de vivienda, entre otros aspectos.

Utilidad de los censos

En México, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) realiza los distintos censos, de los cuales destacan los siguientes:

  • Censo de población y vivienda. Se lleva a cabo cada 10 años. Hasta la fecha se han realizado 12 censos de este tipo. Sin embargo, como resultado del incremento de la población, fue necesario aplicar un conteo de población y vivienda entre el censo de 1990 y del año 2000. Este conteo es el primero que se realiza en México.
  • Censos económicos. Es un censo aplicado sólo a las actividades industriales y comerciales.
  • Censos de transportes y comunicaciones.
  • Censos de pesca.

Los censos sirven al gobierno para, entre otros aspectos, elaborar planes económicos.

DISTRIBUCIÓN DE LA POBLACIÓN

Un factor importante a saber en una nación es la población absoluta; es decir el número de habitantes por kilómetro cuadrado (hab/km2). Este dato se obtiene dividiendo el número de habitantes entre la extensión de una misma región, de la forma siguiente:

CAUSAS Y PROBLEMAS DE LA ACTUAL DISTRIBUCIÓN
DE LA POBLACIÓN

En el mapa se observa que los estados más densamente poblados se localizan en la región central, lo cual es reflejo de que en México la distribución de la población es desigual.Densidad de la población. Haz click para ampliar la imagen.

  • Causas

Existen regiones donde las condiciones climáticas impiden que plantas y animales se desarrollen de forma natural y, por tanto, la vida humana y las actividades económicas son reducidas; mientras que en zonas donde el clima permite el desarrollo de plantas y animales, las actividades económicas y la vida humana son mayores.

La actual distribución de la población en México es resultado de la interacción de diversos factores, como el clima, relieve, etcétera.

Las regiones donde los accidentes geográficos dificultan transporte y comunicación de mercancías y personas; donde el suelo está erosionado e impide el desarrollo de la agricultura, y en las que la falta de infraestructura (industrias, carreteras, etc.) limita el crecimiento económico y social, son áreas que tienden a ser poco pobladas.

En cambio, territorios que ofrecen más posibilidades a la población para desarrollarse, como un empleo bien pagado, concentran mayor cantidad de personas.

En nuestro México, aproximadamente 80% de la población vive en zonas urbanas (ciudades); ello significa que de cada 10 mexicanos, siete viven en ciudades y tres en comunidades rurales.

Las ciudades que tienen una población mayor ofrecen más servicios (pavimento, drenaje, alumbrado, escuelas, hospitales, transporte, etc.); además, proporcionan trabajo y comodidades que en zonas rurales son mínimos y, en algunos casos, prácticamente desconocidos.

Problemas

Muchas de las personas que llegan a las ciudades descubren que si bien éstas tienen casi todos los servicios necesarios, resultan insuficientes para satisfacer la demanda de una población que aumenta en forma alarmante.

El crecimiento de la población en las ciudades ocasiona problemas de vivienda, contaminación, desempleo, delincuencia, falta de servicios como agua potable, seguridad, alumbrado, hospitales, escuelas, etcétera.

Cuando la mayor parte de la población carece de servicios, se genera una marcada desigualdad entre los habitantes.

Miles de campesinos dejan sus comunidades en busca de mejores oportunidades. La desigual distribución de la población en México da origen a graves trastornos económicos y sociales en las zonas en que se presenta, ya que afecta tanto a los territorios donde se concentra la población como aquéllos donde emigra, aunque sus problemas sean diferentes.

Las regiones cuya población disminuye, como consecuencia directa de la emigración de sus habitantes, presenta una problemática común: el abandono de las tierras dedicadas al cultivo y la falta de mano de obra, indispensables para el desarrollo económico.

El crecimiento de la población en los países subdesarrollados (pobres) es mucho mayor que la de los países desarrollados (ricos). De tal forma que, la población y la tasa de crecimiento en los países subdesarrollados son superiores a las de países desarrollados.

Natalidad

Se llama así al número proporcional de nacimientos que se registran en un periodo determinado en una región, estado o país. El índice o coeficiente de natalidad se refiere al número de nacimientos por cada mil habitantes; cuando los avances médicos llegan a mayor cantidad de personas, la mortalidad infantil tiende a disminuir.

La combinación de los dos puntos anteriores provoca que la población en nuestro país tienda a incrementarse.

Fecundidad

Fecundidad es el promedio de hijos que nacen vivos durante la etapa reproductiva de la mujer (considerada de los 15 a los 49 años).

La fecundidad en México tiende a disminuir por varias causas; algunas son:

  • Que la mujer mexicana ha superado el encasillamiento social que la limitaba únicamente a desarrollarse en el hogar. En la actualidad, participa en la vida económica, política y social del país. Esto ha propiciado, en parte, que su fecundidad se reduzca.
  • Que al tener mayor acceso a la educación, los jóvenes mexicanos planeen mejor su vida futura. En la actualidad es común que los jóvenes formen su familia entre los 20 y 24 años, y la tendencia es a formar la familia a edades mayores.
  • El uso de medios de control natal (anticonceptivos).

Mortalidad

Se conoce como mortalidad al número proporcional de defunciones que se registran durante un periodo determinado en una región, estado o país.

El control sobre la tasa de mortalidad se establece por año y se conoce como factor de mortalidad.

En México, la mortalidad en los primeros cuatro años de vida es la más alta en los grupos menores de 20 años.

Es probable que el hombre sea al nacer el ser más indefenso sobre la Tierra, pues depende totalmente de los padres para su supervivencia. Quizás este factor influye en la elevada mortalidad infantil.

A la debilidad natural de los niños al nacer, deben sumarse otros factores que afectan, tanto la vida de los infantes, como la de los adultos.

A medida que la sociedad progresa, el índice de mortalidad disminuye, pues cada vez se dedican más recursos humanos (médicos) y económicos (hospitales) a combatir las enfermedades.

Esperanza de vida

Los avances de la ciencia moderna, particularmente los relacionados con la Los avances en la medicina aumentan la esperanza de vida.medicina, han permitido reducir el número de muertes a consecuencia de enfermedades, elevando así la esperanza de vida de la población mundial.

Aunque los avances médicos son fundamentales para establecer la esperanza de vida de los individuos, la calidad de vida que reciben (como alimentación, empleo, servicios, etc.) es la que determina realmente la esperanza de vida de la población de un país.

Por ello, existe diferencia entre la esperanza de vida de la población de un país a otro.

contenido: mexico demografia geografia distribucio de la poblacion inegi instituto nacional de estadistica geografia e informatica republica mexicana region