LA CONSTITUCIÓN: LEY SUPREMA PARA LA CONVIVENCIA Y EL DESARROLLO

    La Constitución de 1917 continúa vigente como documento vivo y expresión del desarrollo social de México. Su contenido se reforma y crece junto con una sociedad que hoy, más que nunca, rechaza la violencia, la impunidad y el abuso.

    La Constitución mexicana es la primera en declarar y proteger lo que se han llamado garantías individuales; es decir, el derecho que tiene toda persona de llevar una vida digna y el deber del Estado de asegurar que así sea. También establece garantías para todo individuo que pise suelo mexicano y exige el respeto del Estado hacia esas garantías.

    El Artículo 1º señala:

    "En los Estados Unidos Mexicanos todo individuo gozará de las garantías que otorga esta Constitución, las cuales no podrán restringirse ni suspenderse, sino en los casos y en las condiciones que ella misma establece".

    Este Artículo resume los principios básicos de la Constitución, los que acogen e integran al estado de derecho a toda persona:

    • Se le reconoce, sólo por el hecho de ser humano.
    • Los derechos y su protección pertenecen a quienes se encuentren en territorio nacional, no importando su nacionalidad, sexo, creencia, edad o raza.
    • Esos derechos sólo se pueden restringir o suspender en los casos que la propia Constitución señale (Artículo 29.).

    De esta forma, las garantías individuales protegen la libertad y la igualdad de todos los que habitan el territorio mexicano; por ello, se consideran fundamentales en la forma de organización social mexicana y son resultado de largos años de lucha.

    LAS GARANTÍAS INDIVIDUALES

    Muchas de las acciones que se realizan en la vida diaria están garantizadas por la Constitución. Estas garantías protegen la integridad de las personas como individuos y buscan elevar el nivel de vida de la sociedad en su conjunto.

    En el aspecto social, protegen sin importar al sector social o económico al que se pertenezca. Estas garantías figuran sobre todo en el Artículo 3º (derecho a la educación), Artículo 27 (derecho a la propiedad privada), Artículo 123 (derecho al trabajo) y Artículo 4º (derecho a la salud y a la vivienda).

    Las garantías individuales que protegen la libertad del ser humano. Del respeto a esa libertad y de la responsabilidad de las acciones individuales, surgirá el bien común. La Constitución mexicana consagra los derechos humanos con el nombre de "garantías individuales" y se encuentran contenidas en el Capítulo 1 del Título Primero.

    Para su mejor comprensión, se dividen en tres grupos:

    Garantías de igualdad

    La Constitución establece la igualdad en su primer artículo, quizá para recordar que no hay seres humanos de segunda. Resulta difícil imaginar hasta dónde ha llegado la intolerancia entre las personas en lo que se refiere a discriminación racial. Si se analiza la historia de la humanidad se pueden encontrar infinidad de ejemplos de discriminación racial.

    Ahora mismo, el mundo se indigna por los conflictos bélicos que, en nombre de nacionalismos o de la religión, realizan "limpiezas étnicas".

    Otros artículos donde se localizan las garantías de igualdad son:

    Artículo 3º. Todo individuo tiene derecho a recibir educación primaria y secundaria.

    Artículo 4º. Igualdad de hombres y mujeres.

    Artículo 12. No se conceden títulos de nobleza.

    Artículo 13. No hay leyes privativas ni tribunales especiales.

    Garantías de libertad

    La Constitución concede el derecho de autodeterminación, de manifestar libremente las ideas: "Siempre y cuando se respete la vida privada, no se ataque a la moral, no se perturbe el orden público ni se afecten los derechos de terceros".

    Los artículos más representativos de estas garantías son:

    Artículo 2. Declara la libertad personal y prohibe la esclavitud.

    Artículo 5. Libertad para desempeñar cualquier trabajo, profesión o empleo lícitos.

    Artículo 6. Abierta manifestación de ideas y derecho a la información.

    Artículo 7. Derecho de escribir y publicar sin censura.

    Artículo 8. Derecho de petición, en forma respetuosa y pacífica.

    Artículo 9. Derecho de asociación.

    Artículo 11. Viajar por el país sin pasaporte o permiso.

    Artículo 24. Para profesar o no una religión.

    Artículo 28. Refuerza la libertad de comercio al prohibir los monopolios y estancos.

    Garantías de seguridad

    Éstas tienen la responsabilidad de procurar justicia.

    Entre las principales garantías están:

    Artículo 4. Derecho a la protección de la salud, a una vivienda digna y decorosa, y a un ambiente sano y equilibrado.

    Artículo 10. Derecho a tener armas para seguridad y defensa con un permiso oficial, con excepción de las prohibidas por la ley.

    Artículo 14. Nadie podrá ser privado de la vida, de la libertad o de sus propiedades, sino mediante juicio.

    Artículo 15. Derecho al asilo político.

    Artículo 16. La autoridad judicial no molestará a las personas, sus familias, domicilio o posesiones a menos que exista una denuncia que justifique su averiguación.

    Artículo 17. Ninguna persona podrá hacerse justicia por sí misma.

    Los artículos 18, 19, 20, 21, 22 y 23 contienen las bases para la persecución y procesamiento de los presuntos delincuentes y para la imposición y cumplimiento de penas.

    Artículo 18. Respecto a los menores infractores, establece: la Federación y los gobiernos de los estados establecerán instituciones especiales para el tratamiento de menores infractores. Regula las características y principios del sistema penal.

    Artículo 19. Ninguna detención podrá exceder del término de tres días, sin que se justifique con un auto de formal prisión.

    Artículo 20. Derecho a libertad bajo fianza y la comunicación. Prohibición de toda intimidación y tortura. Derecho a conocer los cargos de que se le acusa, al uso de testigos, a un juicio público, y a un defensor de oficio.

    Artículo 21. La imposición de las penas es propia y exclusiva de la autoridad judicial. La autoridad administrativa sólo podrá sancionar las infracciones al reglamento de policía y buen gobierno.

    Artículo 22. Quedan prohibidas, entre otras, las penas de mutilación, infamia, marcas, azotes, palos, tormento, multas excesivas y confiscación de bienes. Se prohibe la pena de muerte por delitos políticos.

    Artículo 23. Se limita a tres instancias todo juicio criminal.

    El conocimiento de las garantías individuales ayuda, sobre todo, al mejoramiento de la comunidad, escuela y familia.

    LOS DERECHOS SOCIALES

    No sólo los derechos humanos están garantizados en la Constitución. Como integrante de la sociedad, se gozan garantías cuyo fin es suprimir la desigualdad. Para la existencia de una convivencia sana y la conservación del orden, los grupos sociales deben tener resueltas sus necesidades básicas; como: trabajo, vivienda, salud y educación, las que permiten el desarrollo integral del ser humano y la transformación de la sociedad.

    El derecho a la educación

    La educación permite servir y transformar al entorno. Además, brinda los elementos para integrarse a la vida productiva del país. Sin una educación eficiente la posibilidad de conseguir un empleo bien remunerado, se reduce de manera significativa.

    El Artículo 3º constitucional establece que: Todo individuo tiene derecho a recibir educación.

    En el pasado sólo los privilegiados tenían acceso a la enseñanza y la mayoría vivía al margen de sus beneficios.

    El mismo artículo también señala que:

    El Estado —Federación, estados y municipios— impartirá educación preescolar, primaria y secundaria. La educación primaria y secundaria son obligatorias.

    Con esto se asegura una instrucción general y un fácil acceso a la educación escolarizada, lo que contribuye a la democratización del país. La democracia se reafirma con determinados principios y condiciones que regulan la tarea de enseñar: entre los más importantes están:

    • La educación será laica, es decir, ajena a toda doctrina religiosa.
    • El criterio será científico y contra la ignorancia, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios.
    • Será democrática, es decir, el progreso se realizará para beneficio del pueblo.
    • Será nacional, a fin de proteger todos los intereses de la Patria.
    • Contribuirá a la mejor convivencia humana, fortaleciendo el aprecio a la dignidad de la persona, la integridad de la familia y el sentido de solidaridad con los demás.

    El derecho a la salud

    Las enfermedades detienen la vida productiva de una persona. En el caso de un estudiante, le obligan a retrasarse en sus estudios, alteran la estabilidad del hogar y paralizan tu vida social. De ahí la importancia de tener acceso a las instituciones de salud públicas.

    El Artículo 4º constitucional indica que:

    Toda persona tiene derecho a la protección de la salud, y que:

    Es deber de los padres preservar el derecho de los menores a la satisfacción de sus necesidades y a la salud física y mental.

    Lo anterior significa que la población, en especial los menores de edad, tienen garantizado el acceso a la seguridad social.

    A esto, se añade el derecho a vivir en un ambiente sano y ecológicamente equilibrado.

    Derecho al trabajo

    Sin duda, el trabajo es la mejor forma de elevar la dignidad humana. Al respecto, el Artículo 123 determina que:

    Toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil; al efecto, se promoverán la creación de empleos y la organización social para el trabajo, conforme a la ley.

    Dadas las condiciones económicas y sociales del país, en la actualidad conseguir un empleo es una tarea difícil. La preparación y actualización exigidas por las empresas es cada vez mayor. Sin embargo, la Constitución protege al trabajador contra los abusos que pueda cometer su patrón.

    El Artículo 123 estipula:

    • La jornada de trabajo no será mayor de ocho horas, y la nocturna de siete.
    • Para los menores de 16 años: se prohiben las labores insalubres o peligrosas, el trabajo nocturno industrial y aquel que se realice después de las diez de la noche.
    • Se prohibe el trabajo para los menores de 14 años.
    • Por cada seis días de trabajo, se dará un día de descanso.
    • Las mujeres embarazadas no realizarán esfuerzos considerables o que signifiquen un peligro para su salud.
    • Se fijará un salario mínimo, suficiente para satisfacer las necesidades de la familia y para promover la educación obligatoria de sus hijos.
    • Para un trabajo igual, corresponde un salario igual, sin tomar en cuenta nacionalidad o sexo.
    • Las empresas brindarán a su personal capacitación, serán responsables de los accidentes de trabajo, y observarán las condiciones de higiene y seguridad de la empresa.

    La Ley Federal del Trabajo rige las relaciones laborales comprendidas en el Artículo 123.

    La vigilancia y aplicación de las leyes están a cargo de autoridades administrativas, como la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y las autoridades jurisdiccionales que tienen encomendada la resolución de los conflictos obrero-patronales, como la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

    Derecho a la vivienda

    Aunque se trata de una necesidad básica, como es vivir en una casa cómoda e higiénica, un número elevado de mexicanos no alcanza todavía ese beneficio.

    En el país, y especialmente en las grandes ciudades es urgente resolver el problema de la vivienda.

    El derecho a la vivienda está contemplado por la Constitución, en su Artículo 4º:

    Toda familia tiene derecho a disfrutar de vivienda digna y decorosa. La ley establecerá los instrumentos y apoyos necesarios a fin de alcanzar tal objetivo.

    Derecho a la propiedad privada

    El derecho a la propiedad es un logro importante de la Revolución, en la que la miseria y explotación del campesino generó un movimiento agrario. La esperanza de justicia, la promesa de libertad y el compromiso de restitución de tierras, obligó al grupo social más vulnerable a la lucha armada.

    En el Artículo 27 constitucional se establece este derecho:

    "La propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional corresponde originariamente a la Nación, la cual ha tenido y tiene el derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares constituyendo la propiedad privada. Las expropiaciones sólo podrán hacerse por causa de utilidad pública y mediante indemnización".

    El mismo artículo determina –a favor de los mexicanos por nacimiento o por naturalización–, la capacidad para adquirir el dominio de las tierras y aguas y las concesiones para la explotación de minas y aguas. Menciona la prohibición absoluta, para los extranjeros, de adquirir el dominio directo de tierras y aguas.

    El derecho a una justa distribución del ingreso y la riqueza

    Una justa distribución de la riqueza significa que toda la población tenga acceso a los beneficios derivados del desarrollo económico y social nacional, y se reflejen en el mejoramiento de la calidad de vida del mexicano. Este derecho se cita en los artículos 25 y 26 de la Constitución.

     

    contenido: garatias constitucion educacion

     

Actualizado ( Miércoles, 12 de Agosto de 2009 22:37 )