UTILIZACIÓN DE DIVERSAS FUENTES Y RECURSOS PARA LA EXPOSICIÓN DE TEMAS

Técnica expositiva

Es cuando en forma oral un experto presenta un tema determinado a un grupo de personas. Esta técnica puede utilizarse para alcanzar metas relacionadas con el aprendizaje de conocimientos científicos o para dar información de diversos tipos. Los integrantes del grupo reflexionan sobre la exposición y formulan preguntas al ponente.

     El expositor puede emplear diferentes materiales de apoyo, como pizarrón, grabadora, rotafolios, audiovisuales, maquetas, fotografías, etcétera.

     A los materiales que se emplean como auxiliares en una exposición se les llama recursos didácticos.

     Las fuentes para investigar son: bibliográficas, personales e institucionales.

     Fuentes bibliográficas: Son todos los libros que traten el tema.

     Fuentes personales: Son todas aquellas personas que nos puedan dar informes sobre el tema; por ejemplo, el maestro(a) de español.

     Fuentes institucionales: Son las bibliotecas, archivos históricos y museos que tienen acervos de documentos de gran utilidad, como los que existen en el Archivo General de la Nación y la Biblioteca Nacional de la Ciudad de México, que prestan servicio a todo tipo de público.

     Las fuentes que tenemos a nuestro alcance para obtener información acerca de un tema son muchas y diversas. Después de recopilar la información necesaria, debemos analizar los recursos didácticos que nos pueden ser útiles para nuestra exposición. Estos materiales pueden ser: láminas y esquemas, carteles, grabaciones, videos, etcétera.

     Láminas y esquemas: Nos sirven para resumir las principales características del tema; por ejemplo, un cuadro sinóptico, elaborado en uno o dos pliegos de papel bond, con letras grandes, trazadas con plumón de un color que destaque y que puedan leerse a dos o tres metros como mínimo.

     Carteles: Son mensajes cortos que están relacionados con la temática.

     Grabaciones: Sirven para resaltar las características formales, efectos sonoros, música de fondo, etcétera.

     Videos: Los podemos utilizar con el propósito de situarnos en un marco histórico.

     El uso de las fuentes para la exposición debe combinarse con un poco de imaginación y creatividad para que la exposición sea objetiva, amena e interesante.

 

 ETAPAS DE LA EXPOSICIÓN

Las etapas de la exposición son: definición, análisis, resumen y reseña. A continuación se detalla en qué consiste cada una de estas etapas.

     Definición. Es la forma expositiva que delimita el contenido de un concepto o tema con la finalidad de explicarlo. Hay diferentes tipos de definición: por comparación, por ilustración, por demostración, etcétera.

     Para preparar la exposición, primero debe definirse qué se va a exponer. Si la definición la hacemos por comparación, debemos presentar ideas similares o antagónicas del concepto o tema para que se comprenda su definición exacta.

     Al formular la definición, debemos considerar los siguientes aspectos:

  • La definición debe expresarse en un lenguaje claro y sencillo.

  • Debe ser afirmativa; por tanto, debe evitarse una definición en sentido negativo.

  • La definición debe abarcar los aspectos esenciales del concepto.

  • No debe ser muy amplia ni demasiado breve.

  • No debe ser circular, es decir, no debemos explicar un concepto con las mismas palabras, sin aclarar lo expuesto.

     La definición debe:

  • Hacer uso de palabras sencillas y coherentes que no se presten a confusiones o equívocos.

  • Comprobar lo afirmado; es decir, se debe utilizar un conjunto de datos cuyo propósito sea la obtención de un conocimiento verdadero.

  • Ser concreta, evitando los rodeos.

  • Evitar que sea muy amplia o demasiado breve, para que pueda ser comprendida de forma objetiva, sin cansar al auditorio; no debe estar incompleta por buscar una brevedad exagerada.

     Éste es un ejemplo de definición:

     "El sistema óseo está formado por el esqueleto, que puede ser de dos clases: el dermatoesqueleto, constituido por las uñas, el pelo y la piel; y el endoesqueleto, que está formado por los huesos, y que también se llama neuroesqueleto porque cubre y protege los centros del sistema nervioso".

     En el ejemplo anterior, para la exposición del tema "Sistema óseo", se utiliza el procedimiento de la definición por medio de la comparación, y se puede enriquecer, ampliar o especificar con ilustraciones (esquemas, dibujos, carteles, etc., como en el ejemplo) y/o la demostración, cuando se trata de explicar o exponer fenómenos y experimentos que se puedan reproducir en el salón de clases.

 

 

 

 

 

 

contenido: exposicion fuentes bibliograficas cuadros sinopticos