Los tipos de sujeto pueden ser: sujeto simple, sujeto compuesto y sujeto morfológico o tácito. El sujeto morfológico se encuentra implícito en el verbo y se puede describir por la terminación de éste. Ejemplo:

Presentáronse en el juzgado.

     La terminación indica que es un verbo reflexivo, y por esto tiene un sujeto morfológico o tácito, el cual necesariamente realiza la acción.

¿Quién se presenta en el juzgado?

Ellos o ellas.

    Otros ejemplos:

Vengo a buscar sonrisas.

Volvieron al día siguiente.

Ayudaremos a encontrarlas.

Atraviesan los llanos.

     En la terminación de cada verbo se pueden identificar los pronombres personales (yo, tú, él, ustedes, nosotros, ellos). Precisamente estos pronombres son los sujetos.

     En la terminación verbal pueden identificarse los pronombres personales que son los sujetos morfológicos de una oración.

     El sujeto de una oración puede ser:

  • Simple
  • Compuesto
  • Morfológico

     El sujeto simple es el que consta de un solo sustantivo. El compuesto puede estar integrado por dos o más sustantivos.

 

 

 

 

 

contenido: sujeto morfologico sujeto tacito