En una oración es común que el nombre o sustantivo –que forma parte del sujeto– vaya acompañado de un artículo y un adjetivo. En la mayoría de las oraciones el artículo se antepone al sustantivo y el adjetivo se ubica después de éste.

     En toda oración existen palabras que ayudan a precisar el significado de los sustantivos: los modificadores, que son el artículo y el adjetivo; éstos pueden ir antes o después del sustantivo.

     Los artículos son palabras que se anteponen al sustantivo para limitar la amplitud de su significado indicando su género y número; se dividen en:

     Determinados o definidos: el, la, los, las.

     Indeterminados o indefinidos: un, una, unos, unas.

     Los adjetivos son palabras variables que modifican al nombre determinándolo o calificándolo y adquieren el género y número del sustantivo al que acompañan.

     Existen dos clases de adjetivos:

     a) Calificativos, indican alguna cualidad, defecto o característica del nombre o sustantivo al que acompañan; por ejemplo: La pluma verde es de Manuel.

     Los adjetivos calificativos tienen tres grados:

     1. Positivo, simplemente expresa la cualidad, defecto o característica; por ejemplo: las aguas del río son tranquilas.

     2. Comparativo, compara la cualidad, defecto o característica del sustantivo con la de otro; por ejemplo: la Luna brilla menos que el Sol.

     3. Superlativo, aumenta la cualidad, característica o defecto del nombre; por ejemplo: el desempeño del equipo fue pésimo.

     b) Determinativos, los cuales precisan el significado de los nombres, agregándoles una idea complementaria de posesión (mi cuaderno, tu lápiz, etc.), ubicación (ese perro, aquel edificio, etc.), número (dos personas, el primero de la fila, etc.), o señalan vaguedad, imprecisión (algunos libros, ninguno de ellos). Estos adjetivos se clasifican en:

     Posesivos, indican posesión o pertenencia y son:

Un solo poseedor

Varios poseedores

Singular

Plural

Singular

Plural

mi

mis

nuestro - nuestra

nuestros – nuestros

tu

tu

vuestro - vuestra

vuestros- vuestras

su

sus

su

sus

     Demostrativos, añaden al sustantivo idea de ubicación o lugar y son:

Singular masculino

Plural masculino

Singular femenino

Plural femenino

este

estos

esta

estas

ese

esos

esa

esas

aquel

aquellos

aquella

aquellas

     Numerales, agregan al nombre idea de número u orden; se dividen en:

     Cardinales: se utilizan para contar o enumerar: uno, tres, cien, mil, un millón, etcétera.

     Ordinales, indican orden, colocación, secuencia: primero, vigésimo, quincuagésimo, etcétera.

     Indefinidos, indican una idea no concreta, vaga o general del sustantivo; por ejemplo: alguno, ninguno, poco, mucho, nada, demasiado, cada, varios, mismo, todo, cualquiera, etcétera.

 

 

 

 

 

 

 

 

contenido: oracion articulo