• ¿Qué significa contaminación?
  • Clasificación de los contaminantes
  •  

    ¿QUÉ SIGNIFICA CONTAMINACIÓN?

 

 

Existen muchas definiciones que intentan explicar qué es la contaminación, entre ellas se encuentran:

  • Todo cambio indeseable en las características del aire, el agua o el suelo que afecta la salud, la sobrevivencia o las actividades de los humanos o de otros organismos vivos. Alteraciones presentadas en los elementos que conforman la atmósfera, el suelo y el agua produciendo daño o muerte a los seres vivos.
  • Introducción al ambiente de cualquier sustancia o forma de energía en cantidades que produzcan concentraciones más altas que las generadas naturalmente.
  • Acumulación peligrosa de materiales ajenos al ambiente, modificándolo en sí mismo, así como a los seres vivos que lo integran y al equilibrio entre ellos.
  • Es la presencia en el ambiente de una o más sustancias que perjudiquen al ser humano, a la flora y fauna; o alteren la calidad del aire, del agua, de la tierra; de los bienes y los recursos de la comunidad, la nación o los particulares.
  • Conjunto de actos, fenómenos meteorológicos o artefactos inventados por el hombre, que alteren las condiciones naturales del suelo, el agua y la atmósfera, es decir, de la biosfera, en la que se incrementa la cantidad de sustancias o productos arrojados a ella.

Lo que hace que un medio determinado, aire, agua o atmósfera se considere ya inapropiado para habitarlo.

Los términos polución o infición se consideran sinónimos de contaminación.

Para que se produzca la polución o infición es necesaria la presencia de un contaminante.

 

CLASIFICACIÓN DE LOS CONTAMINANTES

 

De acuerdo con su origen, los contaminantes pueden ser químicos, físicos y biológicos.

Los primeros son detergentes, pesticidas, insecticidas, fertilizantes, desechos de minas, humo, ceniza, polvo, gases, basura, etcétera.

Los segundos se refieren al ruido, los rayos X, la radiación ultravioleta y hasta el ultrasonido ocasionado por algunos aviones que vuelan a gran velocidad.

Los últimos son, entre otros, ciertos microorganismos patógenos (causantes de enfermedades o alergias), residuos de excremento, cabello o pelo de animales, polen, etcétera.

Todos los contaminantes, en menor o mayor grado, afectan las condiciones ambientales, sin embargo, existen tres factores que determinan la gravedad de su acción:

  1. La naturaleza química del contaminante, que podrá ocasionar daños a una pequeña población de organismos o a todo un ecosistema.
  2. La concentración del contaminante, es decir, la cantidad presente o existente en el medio.
  3. El tiempo que permanece en el aire, el agua o el suelo, esto es, la persistencia del mismo ambiente.

Algunas sustancias son biodegradables, lo cual significa que tienen la propiedad de reincorporarse nuevamente al medio o disminuirse a niveles aceptables mediante procesos biológicos naturales.

El impacto ambiental se refiere a las acciones que realiza el ser humano para modificar las condiciones naturales del ambiente. Ejemplo de ello serían los restos de alimentos, como una cáscara de plátano depositada en la tierra, poco a poco será degradada por bacterias y se convertirá en materia orgánica del suelo; pero la mayoría de los contaminantes no son degradables y permanecen en la naturaleza, como la mayoría de los plásticos o envases de aluminio.

El impacto ambiental o biológico se refiere a las acciones que el ser humano realiza ocasionando alteraciones en los ecosistemas naturales. Por ejemplo:

 

  • Asentamientos de ciudades.
  • Construcciones en general.
  • Consumo y comercio de recursos naturales renovables y no renovables.
  • Modificación del suelo (agricultura, ganadería, tala, caza y pesca).
  • Actividades turísticas.
  • Prácticas militares, etcétera.

Estas actividades modifican la estructura de la biosfera, producen contaminación y por tanto, son generadoras de impacto ambiental.

El impacto ambiental también puede producirse como resultado de fenómenos naturales, como los terremotos, o las erupciones volcánicas o fenómenos meteorológicos.

El estudio del impacto ambiental es tan importante que en la actualidad, antes de realizar cualquier construcción sea una carretera, un puente o un edificio, se elaboran estudios para analizar el tipo de consecuencias que dichas obras pueden ocasionar al ambiente natural.

 

Los desechos materiales (basura)

Se puede considerar basura a todo aquello que ha dejado de ser útil y, por tanto, tendrá que eliminarse o tirarse.

La basura se clasifica en tres diferentes categorías:

  1. Basura orgánica. Se genera de los restos de seres vivos como plantas y animales, ejemplos: cáscaras de frutas y verduras, cascarones, restos de alimentos, huesos, papel y telas naturales como la seda, el lino y el algodón. Este tipo de basura es biodegradable.
  2. Basura inorgánica. Proviene de minerales y productos sintéticos, como los siguientes: metales, plástico, vidrio, cartón plastificado y telas sintéticas. Dichos materiales no son degradables.
  3. Basura sanitaria. Son los materiales utilizados para realizar curaciones médicas, como gasas, vendas o algodón, papel higiénico, toallas sanitarias, pañuelos y pañales desechables, etcétera.

 

 

La basura puede ser orgánica, inorgánica y sanitaria. Esta última es a la que realmente se considera como basura, ya que en ella se da la presencia de microorganismos causantes de enfermedades, por tanto, debe desecharse en bolsas cerradas y marcadas con la leyenda basura sanitaria.

Los desechos inorgánicos pueden reciclarse o reutilizarse, y los orgánicos, convertirse en fertilizantes, abonos caseros o alimento para algunos animales.

Lamentablemente, la mayoría de las actividades que el ser humano desempeña son generadoras de basura. El problema principal consiste en la cantidad de desechos producidos, y que en la mayoría de las ocasiones ni siquiera se cuenta con los espacios suficientes para recibirlos.

Se calcula que en el país la producción diaria de residuos es superior a 15 mil toneladas y si toda esta basura se fuera arrojando a un sitio semejante al estadio Azteca, en sólo diez días quedaría completamente lleno.

Es evidente que esas grandes cantidades de basura afectarán el medio ambiente, ya sea en la calidad del aire cuando llegan a él gases provenientes de la descomposición de la basura; del suelo cuando los desechos se incorporan a él, o del agua si los residuos se vierten en ella o simplemente si son arrastrados por las lluvias.

Los alimentos y la basura

Así como la basura puede llegar al aire, agua o suelo, también afecta la calidad de los alimentos como verduras regados con aguas sucias; los organismos marinos comestibles muchas veces se desarrollan en aguas contaminadas, lo que afectará su crecimiento y además podrán contener restos de productos químicos tóxicos que llegarán al consumidor final. El uso desmedido de plaguicidas también representa un grave peligro para la salud humana, diversos estudios han demostrado que frutas y verduras como uvas, manzanas, papas o jitomates contienen residuos de plaguicidas.

Algunos padecimientos ocasionados por la contaminación en alimentos son amebiasis, tifoidea, disentería, salmonelosis, cisticercosis y cólera.

 

 

 

contenido: contaminacion organica inorganica energia fenomenos meteorologicos polucion inficion quimicos fisicos biologicos patogenos biologico volcanicas disenteria colera

Actualizado ( Martes, 11 de Agosto de 2009 16:27 )