Las células forman a todos los organismos y están presentes en cada parte de su cuerpo. El conocimiento sobre las células comenzó en el siglo XVII, cuando se inventaron los primeros microscopios que permitieron aumentar el tamaño de las imágenes y con ello descubrir un mundo hasta entonces desconocido.

El holandés Anton van Leeuwenhoek (1632-1723) diseñó uno de los primeros microscopios para hacer observaciones de microorganismos, bacterias y células del cuerpo humano.

LOS TRABAJOS DE ROBERT HOOKE

En 1665, Robert Hooke (1635-1703) se encontraba en su laboratorio observando con su microscopio cortes muy finos de la corteza de un árbol del corcho cuando descubrió que ésta presentaba una serie de espacios hexagonales llenos de aire. Como estas estructuras se parecían a un panal las llamó células, que en latín significa celdillas.

Hooke observó y dibujó diversas células para apoyar su teoría.

El nombre que Hooke dio a su descubrimiento ha sido respetado hasta nuestros días: se sigue utilizando el término célula para definir la unidad que forma a todos los seres vivos.

Hooke no sabía la importancia que representaba su descubrimiento. Siguió realizando observaciones de tejidos animales y vegetales y concluyó que todos los organismos estaban formados por estructuras similares. Surge así la biología celular o citología, rama de la biología encargada del estudio de las células.

TEORÍA CELULAR DE SCHLEIDEN Y SCHWANN

Fue hasta 1838, casi 175 años después de las primeras observaciones de Hooke, cuando Matías Schleiden y Teodoro Schwann, dos biólogos alemanes, propusieron lo que ahora se conoce como teoría celular.

Schleiden trabajaba estudiando la estructura de las plantas y de sus observaciones concluyó que todas ellas estaban formadas por células. Mientras, Schwann estudiaba tejidos animales, y al igual que Schleiden descubrió que los animales también estaban formados por células.

Juntos enunciaron los siguientes postulados:

  1. La célula es la unidad anatómica y estructural que constituye a todos los seres vivos.

  2. La célula es la unidad fisiológica de los seres vivos, lo cual quiere decir que realiza todas sus funciones.

En 1858, Rudolf Virchow, científico, también alemán, enunció el tercer postulado:

3. Las células tienen su origen en otra célula semejante y se forman por la división celular de la misma.

Estos postulados, aún vigentes, nos indican que todo ser vivo está formado por células, que ellas son las encargadas de realizar las funciones que permiten la vida y que las células necesitan de otra célula que les dé origen.

En otro tiempo se creía que los seres vivos se podían formar de manera espontánea, teoría que se mantuvo vigente por muchos años, hasta que Francesco Redi y Louis Pasteur demostraron su falsedad.

Mediante los postulados de la teoría celular se confirmó la falsedad de la teoría de la generación espontánea, ya que toda célula se origina de otra y por ello no es posible su aparición espontánea.

 

 

contenido: celula celulas teoria celular