La aplicación más importante de la ecología es la conservación del ambiente.

     Los objetivos de esta conservación son los siguientes:

  1. Asegurar la preservación de un ambiente de calidad que satisfaga las necesidades de materias primas, de igual manera las estéticas y de recreo.
  2. Asegurar un rendimiento continuo de plantas, animales y materiales útiles mediante el establecimiento de un ciclo equilibrado de cosecha y renovación.

El petróleo recurso natural no renovable.     Los recursos naturales con los que cuenta el hombre se pueden dividir en dos grandes grupos: renovables y no renovables.

     Los depósitos de hierro, petróleo y carbón de piedra o mineral no son renovables; en cambio, los bosques, peces y demás recursos vivos sí lo son. La flora y la fauna del planeta son un patrimonio para la humanidad, puesto que el hombre necesita de los productos de éstas para vivir.

     Es alarmante ver la extinción de diversas especies, debido a la explotación irracional que de ellas se hace.

 

 

 TALA INMODERADA Y CONSECUENCIAS

Cuando un bosque se tala inmoderadamente se alteran las condiciones ecológicas de la zona, lo que afecta a numerosas especies, como la mariposa Monarca.

     La caza sin límite de algunas especies animales ha determinado su extinción, y otras están a punto de desaparecer si no se toman las medidas para evitarlo.

     Las cadenas y tramas alimentarias tardan siglos en establecerse y equilibrarse; el hombre no puede alterarlas sin sufrir costosas consecuencias. Los eslabones de una cadena alimentaria son importantes, desde una simple planta hasta el hombre; si falta uno, se rompe todo el equilibrio del ecosistema.

     El hombre, mediante sus acciones, puede llegar a modificar el ambiente provocando cambios en el equilibrio ecológico que pueden llevar a la destrucción de los recursos naturales. De aquí que sea importante el estudio de la ecología, que instruye sobre un mejor manejo y conservación de los recursos naturales, como el agua, los suelos, cultivos y animales, que son fuente de la alimentación humana.

La tala inmoderada acaba con los recursos forestales y el oxígeno.     Las selvas, por ejemplo, explotadas inteligentemente y con las técnicas adecuadas, son muy productivas. De ellas se pueden obtener óptimos cultivos de arroz, caña de azúcar, tabaco y caucho, entre otros.

     El hombre nunca carecería de materiales vitales si mantuviera la estabilidad de su población y su demanda de recursos por debajo del nivel que permita funcionar adecuadamente a los ciclos naturales.

     Desafortunadamente, la ignorancia del hombre frente a los ecosistemas y su equilibrio, ha ocasionado grandes problemas ecológicos, como escasez de agua, erosión de suelos, tala inmoderada de los bosques y, en general, deterioro de los diversos ecosistemas.

     Empero, así como son muchos los problemas ecológicos, muchas son, del mismo modo, las acciones que se pueden lograr para solucionar estos problemas.

     Por ejemplo, además del cultivo de árboles, se debe promover el reciclaje del papel y otros productos forestales, para satisfacer la demanda de estos productos y evitar así la tala inmoderada de los bosques.

 

El sobrepastoreo

El sobrepastoreo tiene varios efectos nocivos en el ambiente. Muchas áreas arboladas son deforestadas para sembrar pastos y crear zonas de pastoreo, lo que con el tiempo ocasiona erosión, especialmente si el terreno es sobreexplotado con más animales de los que puede alimentar.

     El ganado vacuno, lanar y caballar provocan grandes daños a los bosques, aunque el que más lo perjudica es el ganado caprino, pues se alimenta de árboles recién nacidos, además de las ramas y la corteza de los árboles jóvenes.

 

 

 LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL

Contaminación del suelo

La basura es el principal contaminante del suelo, pues se acumula en el mismo por periodos muy prolongados; al hacerlo favorece el crecimiento de muchos microorganismos y altera su composición, haciendo que en las zonas donde abunda la basura desaparezcan las plantas y proliferen especies que pueden perjudicar la salud, como moscas, cucarachas y ratas.

     En las actividades agropecuarias también se manejan sustancias que contaminan el suelo y el agua del planeta. Tal es el caso de los pesticidas que se usan para evitar la proliferación de animales, y el crecimiento de plantas nocivas que afectan la producción agrícola.

     Por otra parte, el uso de fertilizantes químicos con el propósito de aumentar la producción, puede causar graves daños ecológicos, pues penetran al subsuelo y llegan al agua subterránea que alimenta los pozos, de donde se extrae para el consumo humano.

 

Contaminación del agua

Gran cantidad de los desechos domésticos, agrícolas e industriales tiene como destino final el mar.

     Entre los principales desechos que contaminan el agua se encuentran la materia orgánica, la materia fecal, detergentes y otras sustancias que van a dar al sistema de drenaje.

     Las industrias vierten en el agua gran cantidad de sustancias que pueden ser peligrosas, como mercurio, plomo y arsénico que envenenan a los organismos que se ponen en contacto con ellas.

 

Contaminación del aire

La atmósfera se contamina cuando se altera su composición. Esto ocurre porque se vierten gases o partículas provenientes de los automóviles y las industrias, principalmente. Los contaminantes de la atmósfera se dividen en: gases y partículas en suspensión.

     Los contaminantes gaseosos más importantes, por ser los más comunes y peligrosos, son el monóxido de carbono, los óxidos de nitrógeno y los hidrocarburos que provienen principalmente del escape de los automóviles.

     Las partículas en suspensión están formadas por polvos minerales, partículas de tierra, esporas de hongos y granos de polen, entre otros.

     Los polvos y aerosoles provenientes de diversas actividades humanas, así como la quema de basura contribuyen a aumentar el número de partículas en suspensión del aire y a contaminarlo.

 

La pérdida de la biodiversidad

La biodiversidad del planeta constituye un patrimonio para la humanidad, que es necesario aprender a respetar y cuidar como una de las más grandes riquezas.

     El hombre destruye bosques y deteriora numerosos ecosistemas en aras de la urbanización y el desarrollo económico. No le preocupa que estos ecosistemas sean parte del medio en el que nacen, crecen y se reproducen numerosas especies animales y vegetales, a las que coloca al borde de la extinción porque les suprime su espacio vital.

Los pozos petroleros en el mar contaminan y acaban con la biodiversidad marina.     Es responsabilidad del hombre crear conciencia de que la diversidad de especies vegetales y animales es uno de los recursos que más se debe cuidar.

     Los organismos y los factores abióticos forman un conjunto armónico que caracteriza a cada ecosistema y a cada ser vivo, sea animal o vegetal, es una creación maravillosa de la naturaleza que si desaparece jamás se podrá recuperar.

 

 

 

 

 

 

contenido: contaminacion ambiental preservacion del medio ambiente conservacion del medio ambiente contaminacion del suelo contaminacion del agua contaminacion del aire