Mientras que en el Distrito Federal, no existe un palacio municipal, porque en esa entidad no hay municipios sino delegaciones y los delegados son como presidentes municipales, las demás entidades de México (estados), están formados por municipios.

Los presidentes municipales, los regidores y los síndicos son electos por los ciudadanos. En el caso del Distrito Federal, hasta el año 2000 los delegados eran propuestos por el jefe de gobierno del Distrito Federal, pero a partir de esa fecha, son electos por los ciudadanos y tienen autoridad para escoger y nombrar a sus colaboradores. Lo mismo ocurrió con el jefe de gobierno, el cual era designado por el Presidente de la República y a partir del año de 1997 también se elige mediante votaciones.

Los miembros del ayuntamiento son escogidos por los ciudadanos por medio del voto.

Así nombramos los países democráticos a nuestros gobernantes. Cuando se elige a las autoridades del municipio, las que formarán el ayuntamiento, los partidos registran a sus candidatos, se realizan campañas para dar a conocer los planes sobre lo que harán para mejorar las condiciones de vida de la comunidad, si resultan electos.