Los pronombres personales, es decir, las palabras que utilizamos para sustituir algunos nombres, son: yo, tú, él, ella, nosotros, nosotras, ustedes, ellos y ellas. Son muy importantes porque representan la persona de los verbos. Y, según la persona, el verbo se conjuga diferente.

La primera persona es generalmente la que habla: yo, nosotros, nosotras. La segunda persona es con quien se habla o escucha:  tú, ustedes . La tercera persona es de quien se habla: él, ella, ellos, ellas.

Se llaman así porque van en lugar de los nombres de las personas, animales o cosas para que éstos no se repitan.

 

Los pronombres personales son:

Para la primera persona del singular         yo

Para la segunda persona del singular       

Para la tercera persona del singular          él

Para la primera persona del plural             nosotros

Para la segunda persona del plural           ustedes

Para la tercera persona del plural              ellos