Las plantas fabrican su propio alimento durante un proceso llamado fotosíntesis.

La fotosíntesis se desarrolla en las hojas del vegetal.

Para que la planta pueda fabricar su comida, necesita algunos elementos del medio ambiente:

  • La luz del Sol
  • Agua
  • Dióxido de carbono

Para convertir esos sencillos elementos en su alimento, que es azúcar, la planta lleva a cabo las siguientes actividades:

  1. Atrapa la energía del Sol, por la acción una sustancia de color verde llamada clorofila que tienen las hojas de las plantas.
  2. El dióxido de carbono del aire penetra por los estomas de las hojas.
  3. El agua que absorbieron las raíces, sube por el tallo y también llega a las hojas.
  4. Los elementos químicos del agua se combinan con los del dióxido de carbono y originan dos productos: el alimento del vegetal (azúcar) y oxígeno que se libera al aire.
  5. La planta aprovecha el azúcar y guarda una parte como reserva.

La fotosíntesis es un proceso muy importante porque en ella se produce el oxígeno que los animales y las personas necesitan para vivir; además, las plantas sirven de alimento para muchos animales, con lo cual se forman las redes de alimentación.

Además de realizar la fotosíntesis, las hojas también se encargan de eliminar el exceso de agua para que no se pudra el vegetal. Esta función se llama transpiración.

 

¿Cómo se reproducen las plantas con flores?

Las flores son los órganos reproductores de algunas plantas.

Para que esas plantas se puedan reproducir, es necesario que se unan sus células masculinas con las femeninas. Las masculinas se encuentran en el polen de los estambres y las femeninas en el ovario del pistilo. El paso de los granos de polen del estambre al pistilo, se llama polinización.

 

¿Cómo ocurre la polinización?

Los colores brillantes y llamativos de los pétalos de las flores, atraen a las abejas, mariposas y aves como el colibrí.

Estos animales llegan a las flores en busca del néctar dulce que producen y que ellos aprovechan como alimento. Mientras el animal toma el néctar, los granos de polen, que son pegajosos, se adhieren a su cuerpo; cuando ese animal visita otra flor, los granos de polen se pegan al pistilo de la flor visitada.

Además de los animales, la polinización puede ser realizada por el viento, el agua o las personas.

Una vez que la flor ha sido polinizada, empezarán a formarse las semillas.

  1. El grano de polen empieza a formar un tubo largo y delgado que penetra hasta el ovario.
  2. La célula masculina baja por ese tubo hasta que encuentra a la femenina. La unión de estas dos células se llama fecundación.
  3. Como resultado de la fecundación, se forman las semillas.
  4. Después el ovario crece y se convierte en fruto que rodea a las semillas para protegerlas.