La totalidad de los seres humanos sin importar raza, color, idioma o religión forman la población. El crecimiento de la población ha sido muy acelerado.

Hasta mediados del siglo XIX la población mundial creció muy poco y desde ese tiempo a la fecha se ha incrementado aceleradamente, debido a los progresos de la medicina, por la práctica de mejores medidas de higiene y el desarrollo de la industria, entre otras cosas.

Se calcula que para el año 2000 la población mundial será de 6 500 millones. Los lugares donde aumenta más rápido la población son América Latina, Asia y África.

Pero ¿es la sobrepoblación una de las causas del hambre que padecerá el mundo?

Hay dos factores vitales que actúan constantemente contra la gente hambrienta del mundo:

  1. La población mundial está aumentando a mayor velocidad que los suministros de comida.
  2. Todos los países desarrollados están aumentando sus demandas de comida.

Los países que tienen mayor aumento en su población son al mismo tiempo los más pobres: los del Tercer Mundo. Según algunos estudios, la población de estas naciones aumentará más de 100% en los últimos 30 años.

Lo anterior significa que el crecimiento más acelerado de la población ocurrirá en los países menos preparados para afrontar dicha sobrepoblación.

La distribución de la población en el mundo no es uniforme, los grandes asentamientos humanos se localizan en lugares de llanuras o mesetas con suelos fértiles, climas templados, ríos o lagos y en lugares donde se desarrollan actividades industriales y comerciales que ofrecen mayores facilidades para satisfacer las necesidades humanas.