Las actividades secundarias son las que transforman las materias primas en productos elaborados; es decir, comprenden los procesos industriales por medio de los cuales el hombre transforma la materia prima en objetos útiles y deja de existir una relación directa entre el hombre y la naturaleza.

Las actividades terciarias agrupan diferentes tipos de servicios, el comercio, los transportes, las comunicaciones, las finanzas. La salud, la educación, la energía eléctrica, el agua potable, etc., son ejemplos de los servicios que ofrece esta actividad.

Las actividades terciarias, como la prestación de servicios y el comercio, se relacionan con el desarrollo de los sistemas y las vías de comunicación y transporte que tienen los países. Por ejemplo, Estados Unidos de América y Canadá tienen un amplio desarrollo, por lo que estas actividades se realizan con facilidad y rapidez. En países como México, Argentina, Chile y Brasil existe un desarrollo medio, que les permite comerciar con otros países y brindar servicios a sus habitantes.

No podemos hablar de las actividades económicas, de sus características y clasificación, sin incluir necesariamente los problemas del ambiente, pues éstos surgen a partir del desarrollo industrial, la sobrepoblación del plantea y el intenso consumo de los recursos naturales.

Si bien la naturaleza tiene mecanismos para recuperar su estabilidad, la rapidez con que ocurren los cambios y la gran cantidad de contaminación que se produce dificulta la recuperación del ambiente.