A finales del siglo XIX apareció en un periódico de los Estados Unidos de América, la primera tira cómica llamada "El niño amarillo" y un poco más tarde "Hanz y Fritz" –en español se llamó "Los pilluelos y el capitán" –. A partir de entonces el humor encontró una nueva forma de expresión, utilizando el dibujo como recurso.

Durante la época del porfiriato, los críticos del sistema tuvieron en el cartón, una variante de la tira cómica, el principal medio de expresión para manifestar su opinión y darla a conocer al público, pues muchas veces la sola imagen hablaba por sí misma.

Actualmente, el cartón es un recurso muy utilizado para expresar opiniones, críticas y actitudes, y en los principales diarios del mundo ocupa un lugar muy especial.

La caricatura, el cartón y la tira cómica están estrechamente relacionados. Surgieron en ese orden, pero han florecido  juntos.  Sus  definiciones son:

Caricatura: Es la representación distorsionada de   una   persona,  un  tipo  o   una   acción. De forma general, exagera un riesgo sobresaliente o característico del sujeto.

  • Cartón: Originalmente  era un  dibujo, un patrón   para la  ejecución  en  tapicería pintura, mosaico, , etcétera.
  • Tira  cómica:  A   diferencia     de       los cartones,   presenta en   varios   cuadros una   historia   breve.   La   esencia,    sin embargo, es la misma,   pueden tener  o no   palabras  y   lo   mismo    sirve   para expresar opiniones, actitudes, invitar a la reflexión   o  como  en tretenimiento,  sin dejar  de  lado, por  supuesto,  el humor. Es  un  medio   masivo,   que  se  publica en revistas, libros o periódicos.

Otra forma de expresión destinada a divertir al lector y en la que se representa una historia mediante una secuencia de dibujos o fotografías y diálogos estrechamente relacionados, es la historieta.

En ella se desarrollan varias situaciones narrativas continuas, en las que la lectura tiene una función importante; para ello se usan recuadros narrativos, globos de diálogos, de pensamientos e ideas, así como onomatopeyas, para que el lector pueda identificarse con los principales personajes y las aventuras que viven.