La primera Constitución que tuvo nuestro país, promulgada en 1824, señalaba que México sería una república federal. Posteriormente, después de mucho desorden en la vida del México independiente, se promulgó la Constitución de 1857. Ya en el siglo XX, como resultado de la Revolución Mexicana, se promulgó la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que rige actualmente los destinos del país.

En la Carta Magna, que es otro de los nombres que se le da a la Constitución Política, se señalan nuestros derechos; pero hay que recordar que así como se tienen derechos también hay obligaciones que cumplir, no sólo con nosotros mismos, sino con todos los demás.

En la medida que cada persona cumpla con sus derechos y obligaciones, en la casa, en la escuela y en la comunidad, se estará contribuyendo a formar un México mejor; y consolidando nuestra independencia día a día.