Algunas oraciones afirman cosas, mientras que otras las niegan. Cuando afirmamos, usamos palabras como sí y siempre, aunque a veces no usamos ninguna palabra en especial. En las oraciones negativas usamos las palabras: no, nunca, jamás, tampoco y ni.

     Ejemplos de oraciones negativas:

Nunca vayas sola.

Ni Sergio ni José irán al circo.

No olvides las llaves.

Tampoco trajo hoy la tarea.