Los poetas utilizan en sus composiciones, algunas veces, una figura literaria que consiste en usar palabras en un sentido distinto del que tiene la palabra, y lo hacen de esta manera porque ese sentido tiene alguna semejanza con lo que quieren decir. Por ejemplo: ojos de mar, que significa que son azules; cabello de oro, que quiere decir que el pelo es rubio.

     A esta figura literaria se le llama metáfora.

     Lee atentamente los siguientes fragmentos de poemas, y fíjate en la parte de color, que es la metáfora.

 

Ojos que nunca me veis
por recelo o por decoro,
ojos de esmeralda y oro
fuerza es que contempléis.

Salvador Díaz Mirón

Aquí el autor se refiere a unos ojos verdes con matices amarillos.

 

Yo tenía tierra adentro
una novia muy pobre
de ojos inusitados
de sulfato de cobre.

Ramón López Velarde

Quiere decir que los ojos son azules.

 

Un sauce de cristal, un chopo de agua
un alto surtidor que el viento arquea.

Octavio Paz

Aquí el poeta se refiere a una fuente.