Los nombres comunes son los que distinguen personas, lugares, animales y cosas. Sirven para identificar las cosas, y no confundirlas con otras. Por ejemplo, puedes distinguir a un ratón de un gato por su nombre, o un barco de un carro, o una niña de un niño, etcétera.

     Las palabras de color morado son nombres comunes.

La tortuga es verde.

En la escuela había muchos niños.

El teléfono dejó de sonar.

Se descompuso la televisión.

Recoge todos los juguetes.

Abre la puerta.