Un campo semántico se forma al agrupar las palabras según sus características o significados comunes.

Por ejemplo:

Martillo, serrote, clavos, pinzas, forman un campo semántico de palabras que mencionan las herramientas de carpintero

Libro, cuaderno, goma, pluma, lápiz forman un campo semántico de palabras que mencionan útiles escolares.

Rojo, blanco, azul, amarillo, gris; forman un campo semántico de palabras que mencionan colores.

 

Los campos semánticos tienen muchos usos, pues nos sirven para identificar objetos, lugares, profesiones, oficios y muchas cosas más.

Por ejemplo, si hablamos de uan varita, una capa, una chistera, un conejo, una paloma… ¿de quien crees que estemos hablando?… ¡claro! Se trata de un mago.

¿Y si hablamos de un parche en el ojo, una espada, una pata de palo y un perico, a quién crees que nos referimos?

…Efectivamente, se trata de un pirata.

 

 Ahora piensa, a qué oficios pertenecerán los siguientes campos semánticos.

1. Impermeable, manguera, botas, sirena…

2. Gis, borrador, pizarrón, escritorio…

3. Visor, aletas, tanque de oxígeno…

 

¿Se te ocurren otros campos semánticos? Envíanos un correo con ellos; los mejores campos semánticos que recibamos los publicaremos en esta página.