Hay cantidades que se relacionan. Si al cambiar una corresponde un cambio proporcional de la otra, se trata de una variación proporcional directa. En otras palabras, dos valores varían de forma directamente proporcional si cuando uno aumenta o disminuye el otro también lo hace, y la razón entre ambos valores siempre es la misma.

Por ejemplo:

Un boleto para el teatro cuesta $75.00; ¿cuánto costarán 4 boletos?

Se hace una tabla de variación proporcional directa.

Boletos

1

2

3

4

Precio

$75.00

$150.00

$225.00

$300.00

De igual manera, dos valores varían de forma inversamente proporcional si cuando uno de ellos aumenta el otro disminuye o si uno disminuye el otro aumenta y el producto entre ambos siempre se mantiene constante.

Ejemplo:

100

15

75

20

50

30

25

60

1

1 500

En la tabla, mientras los valores de la primera columna disminuyen, los valores de la segunda aumentan. Esta es una relación inversamente proporcional.