MESOAMÉRICA

La historia de Mesoamérica se inició hace más de 3 500 años; es decir, aproximadamente hacia el año 1 500 a.C., los distintos pueblos y grupos que allí se asentaron, empezaron a desarrollar características propias que con el paso del tiempo dieron origen a florecientes civilizaciones.

Mesoamérica era un territorio que se extendía desde la parte media de México hasta América Central. Quedaba limitada aproximadamente por los estados de Sinaloa, Guanajuato, Querétaro y Tamaulipas, en nuestro país; y al sur llegaba hasta El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, pasando por Guatemala y Belize.

Las civilizaciones que crearon los pueblos de la región mesoamericana se basaron en los progresos obtenidos a partir de la agricultura.

Lograron cultivos como el maíz, el jitomate, el frijol, el aguacate, el chile, el cacao, el amaranto y otros más; y supieron aprovechar los recursos proporcionados por lagos y ríos: peces, acociles, algas y larvas de mosco.

Entre las civilizaciones más importantes que se desarrollan en Mesoamérica están la olmeca, maya, zapoteca, teotihuacana, tolteca y mexica .

 

Periodo Preclásico o Formativo

Los pueblos del Preclásico creían en la existencia de otra vida después de la muerte y enterraban a sus difuntos con ofrendas. Rendían culto a la fertilidad. Elaboraban y pintaban textiles. Dentro de los grupos sociales practicaban la división del trabajo. Utilizaban diferentes técnicas en la cerámica. Veneraban los fenómenos naturales; practicaron el comercio por trueque. Adornaban sus cuerpos con narigueras, orejeras, collares, brazaletes y sandalias.

 

LOS OLMECAS

La cultura olmeca se desarrolló en la zona del Golfo, al norte de Tabasco y al sur de Veracruz. Los olmecas se agruparon en aldeas de chozas construidas con troncos y palmas. Se dedicaron al cultivo de maíz, la pesca, la caza y la alfarería; en las tareas agrícolas usaron el sistema de roza o quemado.

Rendían culto a la lluvia, al cielo y a la tierra y consideraban al jaguar como animal sagrado. La Venta, Tres Zapotes y San Lorenzo fueron sus principales centros religiosos. Eran grandes escultores: trabajaron en piedra cabezas colosales de aproximadamente dos metros de diámetro; también destacaron como ceramistas. Iniciaron el calendario, la numeración, la escritura y la astronomía; practicaron el Juego de pelota.

 

El Horizonte Clásico

En el Horizonte Clásico las culturas mesoaméricanas llegaron a su máximo esplendor y desarrollo. Las ciudades se convirtieron en verdaderos centros ceremoniales; aumentaronlas deidades y se rindió culto a Quetzalcóatl.

La organización social fue más complicada; el intercambio comercial fue mayor; mejoraron las técnicas agrícolas; se originó la producción en masa; aumentaron las clases sociales; progresaron las ciencias, principalmente en matemáticas y astronomía. Los mesoaméricanos fueron excelentes conocedores de las propiedades curativas de las plantas; tuvieron una numeración basada en valores y su escritura fue ideográfica.

En esta época florecieron las civilizaciones maya, zapoteca y teotihuacana.

 

LOS MAYAS

En la actualidad la zona que habitaron los mayas presenta muchas dificultades para el desarrollo de la vida humana. No se explica cómo pudieron vivir en medio de bosques tropicales y pantanosos con un clima muy cálido. Los estudiosos creen que en la época de los mayas, las condiciones no eran tan severas y al suscitarse los cambios climáticos, éste fue uno de los motivos que obligó al pueblo a abandonar sus ciudades y buscar regiones más propicias.

Sea como fuere, hace 3000 años aproximadamente, comenzó a desarrollarse al sureste de nuestro país, y en diferentes países de Centroamérica, la gran cultura de los mayas.

A pesar de que se distribuyeron en una amplia zona geográfica, los mayas mostraron gran unidad cultural, manifestada tanto en su organización económica, social y política como en sus producciones artísticas.

Como todos los seres humanos, los mayas desarrollaron actividades organizadas con el fin de obtener los productos necesarios que satisfacían sus necesidades de alimentación, vestido, construcción y religión.

Las principales actividades económicas de los mayas fueron la agricultura y el comercio. Éste tuvo gran importancia porque permitió el intercambio cultural con otros pueblos.

Las ciudades mayas no llegaron a constituir grandes reinos o imperios. Políticamente eran autónomas entre sí, aunque lograban establecer relaciones comercialeas y culturales.

En realidad las ciudades mayas eran centros religiosos a donde acudía el pueblo para participar en sus celebraciones.

Los mayas formaron sociedades divididas en clases sociales. En la cúspide se encontraba la familia real, donde el rey o halach uinic era el guía religioso, civil y militar. Los principales puestos del gobierno estaban reservados para su familia y para la nobleza. Seguían los sacerdotes, gobernantes, jefes guerreros y comerciantes; el pueblo, constituido por artesanos y agricultores; y los esclavos.

Estos últimos eran los encargados de producir los productos que su sociedad necesitaba para vivir.

Los mayas destacaron en el arte cerámico; por su calidad que no desmerece frente al de otras culturas. Hubo varios estilos de cerámica, uno de los más importantes fue el llamado estilo códice, desarrollado entre los años 700 y 900 d.C. correspondiente a la época del esplendor maya.

 

LOS ZAPOTECAS 

La cultura zapoteca se desarrolló en los valles templados y en algunas zonas costeras del actual estado de Oaxaca en la misma época que floreció la cultura teotihuacana. Su ciudad principal fue Monte Albán, con construcciones majestuosas, pinturas murales e inscripciones sobre piedra.

Los zapotecas formaron una sociedad dividida en grupos de acuerdo con los oficios que desempeñaban: campesinos, comerciantes, cargadores, cazadores, tejedores, orfebres, etc. El pueblo estaba gobernado por un rey o gocquitao.

Eran buenos agricultores, construyeron represas y canales para dotar de agua a sus cultivos. Trabajaron con destreza el oro. Los zapotecas fueron enemigos de los mixtecas, y ante el empuje constante de éstos, abandonaron Monte Albán y establecieron la capital de su reino; primero en Mitla y luego en Zaachila-Yoo.

Más tarde, conquistaron el fértil valle de Tehuantepec y las ricas costas de Soconusco.

Los zapotecas estuvieron en la encrucijada de las rutas comerciales y culturales mesoamericanas; y aprovecharon lo mejor de todas las culturas, especialmente la olmeca y la teotihuacana, de la que adquirieron su técnica arquitectónica y pictórica. De los mayas, utilizaron sus adelantos científicos.