Debido a los medios de comunicación y transporte, el intercambio comercial entre los países se ha incrementado notablemente, pues diariamente se ofrecen bienes y servicios que satisfacen nuevas necesidades.

Los países desarrollados exportan productos elaborados y tecnología, mientras que importan materias primas provenientes de los países en vías de desarrollo, como es el caso de Estados Unidos con respecto a América Latina.

Los países americanos sostienen relaciones comerciales, sobre todo con Estados Unidos. Esta relación será más estrecha con motivo de la firma del acuerdo trilateral entre México, Estados Unidos y Canadá, que lleva por nombre Tratado de Libre Comercio del Norte (TLC), el cual tiene por objeto la comercialización libre y directa entre estos países, con la eliminación de los aranceles.

Los aranceles son las tarifas oficiales que determinan los derechos que se han de pagar en varios ramos, como el de las costas judiciales, aduanas ferrocarrileras, etcétera. Los aranceles se generan con la importación y exportación, haciendo que los productos tengan un mayor mercado potencial de consumidores y se logre un equilibrio en la balanza comercial de las naciones involucradas.

Además, el gobierno mexicano ha realizado un sinnúmero de convenios comerciales con países centroamericanos y sudamericanos para diversificar y canalizar los intercambios hacia esas naciones y aprovechar los beneficios que resulten del TLC.

Al mejorar día con día las relaciones comerciales y las vías de comunicación, las formas de convivencia con nuestros vecinos del norte se estrechan aún más. Entre las naciones latinas y sajonas del continente existe además un continuo intercambio no sólo científico sino artístico.

Los diversos orígenes y tendencias de esos grupos han contribuido al enriquecimiento del acervo cultural de México, y a su vez, este país ha proyectado al resto del continente los caracteres propios de su cultura.

El deseo de conservar en el continente americano lugares destacados por su riqueza cultural, ha despertado el interés de organizaciones internacionales a dictaminar su protección, considerándolas zonas patrimoniales.

En el continente americano existen diversos lugares considerados patrimonio natural. En México se encuentra el Santuario de la Mariposa Monarca, la región de los Chimalapas y la selva lacandona, entre otras.

En lo que respecta a Sudamérica, en Brasil destaca la región del Amazonas, que es la selva.

Entre otras regiones de gran importancia por la variedad de sus especies se halla la cordillera de los Andes, que atraviesa diversos países, como Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile.

Todas estas regiones son importantes por sus recursos, su flora y fauna. Esto las hace merecedoras de una atención especial por parte de los países donde se localizan, reconociéndolas patrimonios naturales.

En cuanto a las zonas culturales, destacan las bellas ruinas prehispánicas de México, como Teotihuacan, Tula, Palenque; y en América del Sur, Machu Picchu, en Perú. Asimismo, las magníficas construcciones coloniales que existen en varias ciudades latinoamericanas como México, Guanajuato y Zacatecas, en México, así como La Antigua, en Guatemala, y Cartagena de Indias en Colombia.

Desde el siglo XIX existe la idea del Panamericanismo, es decir, el concepto de unidad entre los diversos países que conforman el continente americano. Fue Simón Bolívar quien abanderó ese ideal.

Actualmente funciona en el continente americano la Organización de los Estados Americanos (OEA), basada en la "Conferencia Interamericana sobre los problemas de la Guerra y la Paz", que se celebró en México en 1945. La principal función de la OEA es atender los asuntos relativos a la convivencia armoniosa de los países americanos.

Entre los diversos organismos que integran la OEA se encuentran: el Consejo Interamericano para la Educación, la Ciencia y la Cultura, el Consejo Interamericano Económico y Social y la Comisión Interamericana de Energía Nuclear, así como el Instituto Interamericano del Niño, la Comisión Interamericana de las Mujeres, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Instituto Indigenista Interamericano y la Organización Panamericana de la Salud.