Con las palabras podemos referirnos a cualquier cosa que pase por nuestra imaginación. De hecho, hasta podemos hacer grande o pequeño cualquier objeto con sólo pronunciar o escribir. ¿Te gustaría saber cómo conseguir esto?

     Para agrandar o achicar las cosas, personas, plantas, animales, o lo que se te ocurra, sólo tienes que agregar estas terminaciones a las palabras: ote (ota, otes, otas), para agrandar; e ito (ita, itos, itas) para empequeñecerlas.

     Así puedes formar oraciones chistosas como:

  • Hay osotes encerrados en jaulotas, y ositos jugando en los parquecitos.
  • Pelototas que no caben en hoyitos y pelotitas que se pierden en hoyotes.mentativo y disminutivo