Hay dos tipos de guiones, uno largo () y uno corto (-).

     El guión corto se usa para separar las sílabas de una palabra:

     Por ejemplo:

Fe-rro-ca-rril

     Así, cuando no cabe una palabra en un renglón, podemos dividirla con este guión.

Rápido corren los carros cargados de azúcar del ferro-

carril.

     El guión largo se utiliza para escribir diálogos, es decir, que alguien habla. Por ejemplo:

Hola, cómo estás.

     Esto dijo Mariana cuando vio a su mamá al llegar a casa.

Hija, ¿dónde has estado?

     Dijo su mamá.

     Los guiones largos también se emplean para encerrar partes del texto que se pueden borrar. Por ejemplo:

Cuando llegué a casa a buscar a mi mamá la mujer más linda del mundo, ella no había llegado.

     Observa que el texto principal no cambia si quitamos la frase entre guiones:

Cuando llegué a casa a buscar a mi mamá, ella no había llegado.

 
 
guion largo