Cuando afirmamos o negamos, utilizamos oraciones afirmativas o negativas.

     Para negar utilizamos la palabra no. Por ejemplo:

  • No voy a ir.
  • No me gusta.
  • No tardo.

     En cambio, para afirmar, no es necesario decir sí, simplemente afirmamos. Por ejemplo:

  • Voy a ir.
  • Me gusta.
  • Voy a tardarme un poco.