Para medir lo largo o la longitud de algo, empleamos el metro lineal. Si las longitudes son pequeñas, se usa el decímetro, centímetro y el milímetro; si son muy largas se usa el kilómetro.

El centímetro (cm) es la centésima parte de un metro (m).

El metro tiene 100 cm.

El milímetro (mm) es la milésima parte de un metro.

El metro tiene 1 000 mm.

Las reglas graduadas están divididas en centímetros. La mayor parte son de 20 o 30 centímetros.
 
Como sabemos, existen divisiones más pequeñas que los centímetros: los milímetros.

Un milímetro es exactamente  1/10 de centímetro.

Es decir, en 1 centímetro (cm) caben 10 milímetros (mm).