La historia de Mesoamérica se ha dividido en tres grandes periodos u horizontes. En el horizonte preclásico, se encuentran los primeros asentamientos humanos importantes y abarca aproximadamente del año 1500 a.C. al 300 de nuestra era. El periodo clásico que tiene una duración aproximada de 600 años, se caracteriza por el desarrollo de grandes centros ceremoniales, y finalmente, el horizonte posclásico que está marcado por la desaparición de algunas culturas y el desarrollo de otras.

En su conjunto, esas culturas dieron origen a la grandeza de los antiguos mexicanos.

En el periodo preclásico surgieron La Venta, en Tabasco, y Tres Zapotes y San Lorenzo, Veracruz, que fueron algunos de los principales centros ceremoniales de los olmecas; en el Valle de México se desarrollaron Tlatilco y Cuicuilco.

LOS OLMECAS

Los olmecas florecieron en el sureste de nuestro país hace unos 3 mil años, en la región que se localiza entre los ríos Grijalva y Ubicación de la zona olmeca. Haz click para ampliar la imagen.Papaloapan. Sus principales centros fueron: La Venta en Tabasco; Tres Zapotes y San Lorenzo en Veracruz. La sociedad olmeca llegó a los 350 mil habitantes.

Los olmecas se dedicaron principalmente al cultivo del maíz, debido a que la región, por su abundancia de agua y suelos fértiles, permitía obtener hasta tres cosechas al año. Además practicaron la caza, la pesca y recolección de frutos.

Construyeron sus casas con barro y varas por la escasez de piedra en la región, pese a esto, realizaron colosales cabezas escultóricas en monolitos (piedra de gran tamaño) que medían hasta dos metros de diámetro, los cuales traían desde lugares muy distantes.

Dentro de la sociedad olmeca, los sacerdotes formaron la clase dirigente, la cual era sostenida con el trabajo de los campesinos y artesanos. La religión olmeca consideró al jaguar como el dios de la agricultura, la tierra y la lluvia. Los olmecas rindieron culto a sus muertos sepultándolos con ricas ofrendas y practicaron el juego de pelota en ceremonias religiosas.Cabeza colosal olmeca.

La olmeca fue la madre de las culturas mesoamericanas. Sus aportaciones más importantes fueron: su sistema de escritura jeroglífica, el uso de la numeración, un sistema calendárico, con un año religioso de 260 días y un año civil de 365. Además de sus técnicas escultóricas con que realizaron obras colosales.

La cultura olmeca influyó en las civilizaciones del Valle de México, Oaxaca, Guerrero, el área maya, y la región del occidente de México.

Durante el horizonte o periodo clásico, surgieron grandes ciudades que alcanzaron un gran desarrollo cultural. En el sureste del país (Tabasco, Campeche, Quintana Roo, Yucatán y Chiapas) y en Guatemala, Belize Honduras y El Salvador se desarrolló la cultura maya, y en el Altiplano central, Teotihuacan. En la zona del Golfo, las culturas Huasteca y Totonaca, mientras que en Oaxaca, la mixteca y la zapoteca. En Michoacán se estableció la cultura purépecha o tarasca.

LOS MAYAS

Ubicación de la zona maya. Haz click para ampliar la imagen.Los mayas vivieron en el sureste de México, en los estados de Tabasco, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y Chiapas, y en los países de América Central: Guatemala, Belize, Honduras y El Salvador.

La historia de los mayas se divide en tres periodos: el Preclásico (anterior al año 150, a.C.), el Clásico (300-900 d.C.) y el Posclásico (900-1530 d.C.).

El maíz fue el alimento fundamental de los mayas, así como el frijol y la calabaza. El desarrollo agrícola aumentó la población de la zona, lo que permitió hacer grandes construcciones. La época de mayor esplendor fue el periodo clásico, que duró 600 años, entre el 300 y 900. En estos años se convirtieron en expertos astrónomos y matemáticos. Inventaron el cero y se descubrió que su sistema calendárico fue mucho más exacto en relación con el que actualmente empleamos. Al parecer el calendario maya se derivó de la cultura olmeca.

La sociedad maya estaba dividida en clases: la nobleza, a la cual pertenecían los sacerdotes, gobernantes, jefes guerreros y comerciantes; el pueblo constituido por artesanos y agricultores; y los esclavos. El grupo sacerdotal acumulaba el mayor poder, pues poseía, además de la autoridad religiosa, los conocimientos científicos; controlaban los rituales, escribían códices, administraban los templos y eran consejeros de los gobernantes.Pirámide del adivino, Uxmal

La arquitectura maya fue de gran importancia por su creatividad y hallazgos como el empleo de la bóveda, el arco falso y los juegos de luces y sombras de origen astronómico, como testimonian la construcción conocida como El Castillo y otras edificaciones como palacios y juegos de pelota.

Los avances intelectuales y artísticos de los mayas fueron los mayores del continente americano en la época prehispánica. Anotaban los conocimientos y los hechos que observaban en códices, estelas (piedras planas y alargadas), altares y edificios. De la literatura maya se conservan dos obras importantes: el Chilam Balam (o El Intérprete-sacerdote del linaje de los Jaguar), localizado en la región de Yucatán, y el Popol Vuh (o Libro del Consejo), descubierto en Guatemala.

La arquitectura y la astronomía se fusionaron en las construcciones mayas. Las piedras de la pirámide conocida como de Kukulcán, forman cada equinoccio de primavera, un juego astronómico de luz y sombra para sugerir la figura de una serpiente descendente, símbolo del camino del Sol.

En el Popol Vuh se habla en uno de sus fragmentos sobre la creación de los hombres de maíz. En una adaptación al castellano, se presenta dicho fragmento:

"Los dioses tomaron unas mazorcas y las desgranaron y metieron los granos en ollas con agua de lluvia serenada e hicieron masas amarilla y blanca. Entonces los dioses formaron cabezas, troncos, brazos y piernas, y armaron unos seres, pero notaron que eran débiles, y para darles resistencia les pusieron carrizos por dentro. Cuatro hombres fueron primeramente creados así. Luego que estuvieron hechos los cuerpos y quedaron completos y torneados sus miembros y dieron muestras de tener movimientos apropiados, se les dotó para que pudieran pensar, hablar, ver, sentir, caminar y palpar lo que existía y se agitaba cerca de ellos. A fin de que estos hombres no estuvieran solos, los dioses crearon seres de sexo femenino. Los formaron como se cuenta enseguida. Durmieron a los hombres y mientras dormían crearon a las hembras. Junto a los hombres las pusieron como si fueran muñecos de madera pulida. Cuando despertaron, las vieron con regocijo, porque, en efecto, eran hermosas. Al mirarlas tan esbeltas, de piel tan lustrosa y tersa y de tan agradable aroma, se sintieron llenos de alegría y de complacencia y las tomaron por compañeras."

TEOTIHUACAN

Teotihuacan.El nombre de Teotihuacan significa "lugar donde los hombres se convierten en dioses". La civilización de los teotihuacanos floreció entre los años 200 y 650 d.C.en una zona al noreste del Valle de México y fundaron la primer ciudad de gran importancia que existió en Mesoamérica. Las principales actividades que desarrollaron fueron la agricultura y el comercio de la obsidiana, piedra que abundaba en la región.

Los teotihuacanos tuvieron grandes conocimientos: un sistema de escritura que les permitió tener libros o códices para registrar sus hechos más relevantes, un sistema de numeración a base de puntos y rayas, y un calendario religioso de 260 días.

La religión de los teotihuacanos fue politeísta, es decir, adoraban muchos dioses, y estuvo controlada por sacerdotes a través de prácticas y actividades ceremoniales.

Los principales dioses teotihuacanos fueron Tláloc, dios de la lluvia y la fertilidad; Quetzalcóatl, dios creador y civilizador, representado como una serpiente emplumada; Huehuetéotl, dios del fuego, y Chalchiuhtlicue, diosa del agua dulce.

Los teotihuacanos fueron grandes arquitectos. Su concepción del conjunto urbanístico de la ciudad sagrada de Teotihuacan fue imitada por otros pueblos mesoamericanos. Aunque para la época de los aztecas la monumental ciudad ya estaba deshabitada y se ignoraba quiénes la habían erigido.

LOS ZAPOTECAS

Los zapotecas se desarrollaron en el valle de Oaxaca. Su ciudad principal fue Monte Albán, con construcciones majestuosas, pinturas murales e inscripciones sobre piedra.

Cultura zapoteca.

Desde el año 200 a.C. los zapotecas se establecieron en Oaxaca y tuvieron distintas etapas de florecimiento, interrumpido con la llegada de los españoles en 1521.

En Monte Albán se encuentran también estelas monumentales (grandes piedras talladas con figuras y símbolos), un campo para juego de pelota con tribunas laterales para espectadores, tumbas suntuosas, es decir, muy lujosas, magníficas, que manifiestan la riqueza de este pueblo.

Los zapotecas fueron siempre enemigos de los mixtecas. Ante el empuje constante de éstos, abandonaron Monte Albán y, más tarde, conquistaron el fértil valle de Tehuantepec y las ricas costas de Soconusco.

La situación de los zapotecas en la encrucijada de las rutas comerciales y culturales mesoamericanas, les permitió aprovechar lo mejor de todas las culturas, especialmente la olmeca y la teotihuacana; de esta última adquirieron su técnica arquitectónica y pictórica. Con los mayas intercambiaron conocimientos y adelantos científicos.

LOS MIXTECAS

Los mixtecas desarrollaron una esplendorosa civilización al occidente del actual estado de Oaxaca. Esa región es boscosa y se cubre frecuentemente de neblina. El nombre mixtecas significa "habitantes de la zona cubierta de nubes".

Los mixtecas practicaron la caza y la pesca. También se dedicaron a la agricultura en los estrechos valles formados entre las montañas. Los mixtecas fueron un pueblo guerrero y se apoderaron de las tierras fértiles de sus vecinos. Se extendieron hacia los valles centrales y septentrionales de Oaxaca, de donde desalojaron a los zapotecas, a los que despojaron de su ciudad, Monte Albán.

Llegaron hasta las costas del océano Pacífico y se apoderaron de regiones importantes.

Los centros urbanos más antiguos de los mixtecas fueron Achiutla, Coixtlahuaca, Tilantongo y Tlaxiaco. Mitla fue posterior, lo mismo que Monte Albán, que arrebataron a los zapotecas.

Los mixtecas desarrollaron su cultura entre los años 800 y 1521 d.C. Recibieron las influencias culturales de sus vecinos más civilizados: los olmecas, los zapotecas y los teotihuacanos. Sin perder su carácter guerrero, lograron asimilar muchos rasgos culturales que más tarde transmitieron a los pueblos del centro de Mesoamérica como los aztecas. La cultura mixteca sobresalió por la elaboración de códices, la construcción de edificios y tumbas monumentales y la fabricación de joyas y cerámica.

En los códices mixtecas se muestran escenas de la vida de los reyes, sacerdotes y dioses. Los hechos que se narran van desde el año 692 hasta la conquista española en el primer cuarto del siglo XVI. En el códice Nuttall, uno de los mejor dibujados y coloreados, aparecen las hazañas de un caudillo quien vivió entre el año 1011 y 1063.

Los edificios mixtecos mejor conservados se encuentran en Mitla; se distinguen por lo maravilloso de sus mosaicos de piedras, perfectamente ensambladas. También fueron notables las ricas tumbas para sus reyes y sacerdotes.

LOS CHICHIMECAS

Algunos de los pueblos que vivían en Aridoamérica recibieron el nombre general de chichimecas que en lengua indígena significa bárbaros.

Chichimecas era el nombre global y un tanto despectivo que los pueblos mesoamericanos daban a los habitantes de la región de Aridoamérica.

Las ciudades chichimecas de Paquimé (Chihuahua), La Quemada y Chalchihuites (Zacatecas) comerciaron con las mesoamericanas.

Los chichimecas eran grupos nómadas que vivían de la caza y de la recolección de frutos silvestres. Cuando llegaban a lugares menos hostiles o áridos, donde pudieran practicar la agricultura, se quedaban y fundaban pueblos y ciudades.

De éstas quedan restos en los actuales estados de Chihuahua y Zacatecas.

Los chichimecas invadieron diversas regiones de Mesoamérica después que Teotihuacan declinó como gran civilización. Al entrar en contacto con los pueblos mesoamericanos, los chichimecas evolucionaron, es decir, mejoraron sus formas de vida porque aprendieron nuevas costumbres y formas de civilización más avanzadas. De esta manera mejoraron sus técnicas agrícolas, emplearon el calendario y la escritura, usaron ropas tejidas con algodón y elaboraron vasijas y cerámicas para conservar y transportar sus alimentos.

Los chichimecas llegaron hasta el Valle de México en oleadas sucesivas. Aquí fundaron poblaciones importantes entre las que destacan: Coatlinchan, Coyoacan, Azcapotzalco y Tlaxcala. También establecieron reinos como el de Acolhuacan, cuya capital fue Texcoco. Entre los gobernantes de este reino destacaron Ixtlilxóchitl y Nezahualcóyotl.

mesoamerica chichimecas zapotecas olmecas mixtecas mayas teotihuacan