Entre los medios de información a nuestro alcance están los libros. Podemos conseguir los que necesitamos en librerías o bibliotecas, o se pueden pedir prestados.

Al acercarnos a un libro, necesitamos saber quién lo escribió, qué partes lo integran y, sobre todo, cómo utilizarlo. Sea una obra literaria, o bien algún libro especializado, se deben conocer todas sus partes para consultarlo con mayor facilidad.

 

Para descubrir cuál es el contenido de un libro, se requiere tomar en cuenta su estructura, que es la forma como están acomodadas las partes que completan al libro. Cuatro partes de la estructura nos dicen de qué trata el libro: portada, índice, introducción o prólogo, y contraportada.

  • La portada es la primera página de un libro impreso en la cual figura el nombre del libro, del autor y la editorial. A veces, puede traer una ilustración que, si se analiza, puede darnos una idea más cercana del contenido.
  • El índice es la lista ordenada de los títulos o capítulos de una obra; sirve para conocer los temas que el autor desarrolla, y en cuántas partes se divide el contenido. El índice nos puede indicar la riqueza del contenido.
  • En el prólogo o la introducción, el autor nos comunica de qué se trata el libro y nos comenta las partes más importantes de su contenido. Al mismo tiempo, puede ser un resumen y/o una explicación de la obra.
  • La contraportada es la cuarta página de la cubierta de un libro, es decir, es la parte opuesta de la portada; en ella se puede encontrar un pequeño comentario sobre el libro, que ayuda a saber de qué trata éste, además de servir para despertar el interés del público. Este texto casi siempre lo escribe un experto en la materia de que trata el libro y proporciona algunos datos adicionales sobre su autor y otras obras que haya escrito.

 

Con la lectura del índice, la introducción y la contraportada, se tiene una idea general del libro y podrá saberse si es interesante para el lector o no.

Como dato adicional, se puede agregar que los libros que recogen o recopilan textos de otros libros, se llaman antologías.