Las palabras que representan o nombran algo, se llaman sustantivos: lápiz, computadora, máquina, Mario, primavera, aceite, González, perro, duende, libro, maleta, Valeria ...

El sustantivo es el nombre que le damos a las cosas, las personas, los animales o los lugares, es decir, es la palabra que sirve para designar a todos los seres, reales o imaginarios.

 

Hay diferentes tipos de sustantivos. La primera clasificación es la de sustantivos propios y comunes.

  • Propios son aquellos que se usan para nombrar individualmente a las personas, animales o lugares; para distinguirlos de otros;  por ejemplo: México, Damián, Ricardo, María, Chiapas, Cuernavaca, etc. 

              La primera letra de los sustantivos propios siempre se escribe con mayúscula.

  • En cambio, las palabras mamá, papá, ciudad y mascota son sustantivos comunes porque no designan a un ser en especial.

 

Los sustantivos también se clasifican en concretos y abstractos:

  •  Los concretos se refieren a seres reales. Por ejemplo, lápiz, cuaderno, manzana
  •  Los abstractos son las palabras que indican cualidades, emociones o ideas, es decir, cosas que no se pueden tocar. Por ejemplo, bondad, tristeza.

 

Los sustantivos individuales designan un solo objeto o ser. Por ejemplo, casa, animal, calendario

Los sustantivos colectivos sirven para denominar conjuntos de seres con una palabra que se escribe en singular. Por ejemplo, ganado, docena, piara, recua, bandada.

 

Los adjetivos son las palabras que nos explican cómo es el sustantivo que está antes de ellas. Reciben el nombre de adjetivos calificativos, precisamente porque nos dicen una cualidad del sustantivo. Gracias a ellas sabemos que las paredes estaban sucias o que la pata era peluda.

Los adjetivos son muy importantes en las descripciones, las enriquecen y embellecen. Ejemplo:

 

     "Hace mucho tiempo, en un país muy lejano, hubo una hermosa niña que además era inteligente y muy querida por todos, porque su encantadora sonrisa hacía dichoso a quien la veía. Un extraño día desapareció. Dicen que se elevó hasta el cielo infinito y se convirtió en estrella."

 

A su vez, un sustantivo puede aceptar uno o más adjetivos calificativos. Por ejemplo:

 

     Juguete à divertido, prestado, pequeño, bonito...

     Amigos à buenos, recientes, queridos, grandes...

    Jardín à enorme, florido, amplio, encantado...

Avión à ligero, carguero, particular, veloz...

 

En el uso de los sustantivos y los adjetivos calificativos, se debe tener atención en que si el sustantivo está en plural, el adjetivo también debe estarlo o si el sustantivo es una palabra femenina, el adjetivo también deberá ser femenino. Por ejemplo:

 

Una cara alegre

Una televisión descompuesta

Una rosa roja