Todos los seres vivos, plantas, animales o pequeños microbios, tienen características en común: nacen, se alimentan, crecen, responden a los estímulos del medio, se reproducen y mueren. Lo que los hace diferentes es de qué manera realizan estas funciones y las partes de sus cuerpos que intervienen en ellas.

     Los animales, aunque sean muy distintos entre sí, comparten una característica que los diferencia de las plantas: son incapaces de producir su alimento y por lo tanto tienen que buscarlo en el medio ambiente en el que viven.

     El tipo de comida que prefieren, la forma de conseguirla y el lugar donde la buscan, son características que permiten reconocer a un animal de otro.

     Agrupar a los animales en categorías permite estudiarlos más fácilmente. Una característica que los científicos han tomado en cuenta para clasificarlos es la forma en que sostienen su cuerpo.

     Algunos animales tienen un esqueleto interno que está formado por la columna vertebral y los huesos, mientras que otros, por el contrario, carecen de huesos.

     Los animales con huesos forman el grupo de los vertebrados y los que no tienen huesos el de los invertebrados.

     Los peces, aves o mamíferos son vertebrados, y las hormigas, camarones o arañas, son invertebrados.

     De todos los animales vivientes, más de tres cuartas partes son invertebrados.

 

 ANIMALES VERTEBRADOS

Los animales vertebrados tienen huesos, además de piel, músculos, órganos de los sentidos y cerebro.

     Los grupos de vertebrados son los siguientes: peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos.

     Hay algunos de sangre fría, como los peces, anfibios y reptiles, y otros de sangre caliente como las aves y los mamíferos.

     La temperatura del cuerpo de los animales de sangre fría depende del medio ambiente y cambiará si donde viven hace frío o calor. Cuando un animal de este tipo tiene frío, se mueve lentamente y buscará una zona más cálida.

     En cambio, los animales de sangre caliente mantienen su temperatura constante, independientemente de cómo sea el clima.

     A continuación se presentan las principales características de cada grupo.

Peces

Viven en el agua, tanto dulce como salobre o marina.

     Tienen un esqueleto muy sencillo formado por huesos duros, menos los tiburones y las mantarrayas cuyos huesos son cartilaginosos.

     El cuerpo de los peces está cubierto por escamas y además tienen aletas para desplazarse en el agua.

    Como todos los animales, los peces tienen que respirar para conseguir oxígeno. Los animales terrestres lo obtienen del aire y los peces del agua, por medio de las branquias, mediante el siguiente proceso.

  1. El agua entra por la boca.

  2. El agua pasa a las branquias.

  3. El oxígeno del agua es absorbido por las estructuras internas de las branquias, al mismo tiempo sale dióxido de carbono y se deposita en el agua.

  4. El agua sale del cuerpo del pez.

     Las crías de los peces nacen generalmente de un huevo, cada hembra pone miles de huevos, algunos mueren y otros sirven de alimento para otros animales.

     Los peces son importantes económicamente porque muchas especies se usan en la alimentación humana.

Anfibios

Su nombre significa "de dos vidas", porque una parte de su ciclo se desarrolla en el agua y otra en la tierra.

     Los anfibios no tienen escamas, su piel es suave, húmeda y pegajosa; la mayoría ponen huevos en el agua y de éstos se desarrollan las crías que son llamadas renacuajos.

     Los renacuajos respiran por branquias y tienen cola. Conforme crecen, van adquiriendo una forma semejante a la del adulto y al llegar a esa etapa respiran por medio de pulmones.

     Casi todos los anfibios se alimentan de insectos; las ranas y sapos pertenecen a este grupo.

Reptiles

Son animales de piel seca cubierta de escamas y respiración pulmonar.

     Nacen a partir de huevos que sus madres depositan en la tierra. Los huevos tienen una cubierta protectora para prevenirlos de la resequedad.

     Desde que los reptiles nacen se parecen a sus padres y no sufren cambios como los de los anfibios.

     Los reptiles incluyen a los cocodrilos, tortugas, lagartijas y serpientes, que son el grupo más amplio y diversificado.

Aves

Son los únicos animales con plumas, alas para volar y dos patas para caminar en la tierra. Presentan pulmones y tienen muy desarrollado el sentido de la vista, pero no así el del olfato. La mayoría construyen nidos donde las hembras ponen huevos, de donde nacen los polluelos; algunas aves son carnívoras, otras herbívoras y algunas omnívoras.

     Existen más de 9 mil especies de aves, que incluyen desde los pequeños colibríes hasta las enormes águilas.

Mamíferos

Si un animal tiene pelo en alguna parte de su cuerpo, se alimenta al nacer con leche materna y respira mediante pulmones, es un mamífero.

     Existen mamíferos terrestres y acuáticos, como las ballenas y delfines; unos pueden volar, como los murciélagos, y otros alcanzan dimensiones espectaculares, como los elefantes y las ballenas azules.

     Hay tres grupos de mamíferos: los que ponen huevos, como el ornitorrinco, que es el único mamífero con esta particularidad; los marsupiales, que terminan su desarrollo embrionario en una bolsa exterior del cuerpo de la mamá donde están las mamas, como los canguros, y los que se desarrollan en el interior del cuerpo de su madre, que son los más abundantes y comunes, abarcando desde los ratones, conejos o vacas, hasta el ser humano.

     Los cocodrilos tienen la cabeza larga y puntiaguda; los lagartos, corta y redondeada, y los caimanes mucho más pequeña, redondeada y la nariz visiblemente respingada. En México abundan los cocodrilos y caimanes.

     Aunque hay animales muy parecidos, siempre habrá alguna característica que lo distinga, como ocurre en los siguientes ejemplos.Conejo y liebre.

Los conejos son pequeños, de cuerpo regordete, orejas pequeñas que terminan en punta y patas cortas; las liebres tienen cuerpo esbelto, orejas muy grandes que terminan redondeadas y patas largas y delgadas.

 

Tortuga marina y tortuga terrestre.     Las tortugas terrestres tienen patas con garras, mientras que las tortugas marinas poseen aletas. 

 

Rana y sapo.

 

 

     Las ranas tienen la piel suave y lisa, a diferencia de los sapos que la tienen rugosa y áspera.

Elefante asiático y elefante africano.     Los elefantes africanos son más grandes que los asiáticos. Los africanos tienen orejas grandes, tres dedos en las patas traseras y su trompa termina en dos puntas. Los elefantes asiáticos tienen orejas pequeñas, cuatro dedos en las patas traseras y su trompa termina en una punta.

Pantera negra y leopardo.Las manchas de la piel de los felinos, llamadas rosetas, son muy parecidas: los leopardos tienen rosetas circulares negras sobre un fondo amarillo; mientras que las de los jaguares son de mayor tamaño con una mancha interna en cada una. La pantera negra no es del todo negra, porque vista a la luz, su piel presenta rosetas semejantes a las del leopardo.

 

mamiferos peces anfibios reptiles  aves  conejo liebre elefante africano asiatico rana sapo leopardo pantera