Todos los animales tienen la capacidad de moverse de una forma u otra, las diferencias se deben a la estructura de su cuerpo que está relacionada con el lugar en el que viven y los hábitos que tienen.

     Así, una mariposa requiere las alas para llegar a las flores, y un delfín necesita las aletas para desplazarse en el agua. Los animales pueden caminar, correr o saltar; nadar, volar o arrastrarse.

     Los que usan sus extremidades para desplazarse en la tierra tienen que hacerlo armoniosamente y esto depende en gran medida del número de patas que tengan.

     Cuando tienen cuatro patas, como los mamíferos, no hay graves problemas porque se usan alternadamente las de adelante o las de atrás; pero cuando tienen más, empiezan los "problemas". Los insectos poseen tres pares de patas, para caminar van usando dos de un lado y tres del otro, de esa manera se forma un tripié y el animal camina. Sin embargo, en animales que tienen muchas patas se pierde la coordinación y no se mueven eficientemente, como los ciempiés o milpiés que llegan a tener hasta 177 pares de patas. En el movimiento se pueden encontrar toda clase de casos curiosos.

     Los colémbolos son insectos que se mueven utilizando un apéndice de la base del cuerpo, que hace las veces de palanca para levantarse.

     Los chapulines y pulgas son muy hábiles para saltar debido a la musculatura de su tercer par de patas. El salto de la pulga es tan alto, que equivale a que una persona salte más de 100 metros.

     En algunas orugas, el cuerpo se dobla casi por la mitad ya que sólo poseen patas en los extremos.Algunas partes del pez.Colibrí.

    

 

 

 

Mariposa.

 

 

 

 

     Los animales que nadan, peces o mamíferos, tienen aletas en el cuerpo que hacen las veces de remos para impulsarse en el agua. Además, la forma alargada de su cuerpo y la piel, también contribuyen a que se desplacen con mayor facilidad.

     Las ballenas pueden nadar a velocidades de 40 km por hora, pero hay peces, como el pez vela, que alcanzan más de 100 km/h.

     Los animales voladores usan sus alas, entre ellos están los insectos, aves y el murciélago como único representante de los mamíferos.

     Las alas de las aves y murciélagos tienen huesos y músculos; los huesos son ligeros y huecos para facilitar el vuelo.

     Un ave aletea para volar. Algunas aletean tres o cuatro veces por segundo, como las gaviotas; mientras que los colibríes lo hacen 75 veces por segundo; de ese modo pueden mantenerse junto a las flores para obtener el néctar.

     Las alas de los insectos están formadas por un tejido delgado y frágil. Las más vistosas son las de las mariposas que pueden tener brillantes colores.

     La mayoría de los reptiles se arrastran a través de las contracciones de los músculos de su cuerpo, aunque dan la impresión de ser muy lentos, hay serpientes que pueden alcanzar a un hombre corriendo.

movimiento fauna aves peces insectos