Siempre que se trata de conocimientos generales resulta pertinente ‘anclarlos’ en las experiencias inmediatas al niño, y de un modo particular en las que lo relacionan con el medio de la entidad federativa donde vive

¿En qué región natural vivo?

  1. En un papel translúcido (albanene, arroz, de china, etc.) tamaño carta -27.5 x 21 cm-, pida a sus alumnos que calquen el mapa de división política de la República Mexicana.
  2. Pídales un mapa de regiones naturales de México, también tamaño carta, e indique que coloreen cada región.
  3. Indíqueles que sobrepongan o encimen el mapa calcado y localicen su entidad federativa. De ese modo podrán advertir en qué región natural (o en cuáles) se encuentra su Estado.
  4. Pídales que escriban en lista las principales características de la región natural (o de las regiones, ya que las entidades de gran extensión pueden contener territorios correspondientes a diversas regiones naturales). Revísenlas en grupo y corrijan lo necesario; luego, que alguien pase al pizarrón a escribir dicha lista.
  5. Invite a los alumnos a decir en voz alta cuáles de esas características han observado, ya sea en su localidad o en paseos y viajes a otras localidades de la entidad, y un alumno designado puede irlas palomeando en el pizarrón.
  6. Pregunte si es fácil o no encontrar ejemplares de la fauna silvestre cuando los alumnos salen de las localidades urbanas. Reflexione con sus alumnos sobre cómo la presencia humana influye en la desaparición de la flora y la fauna silvestres, y acerca de las medidas para protegerlas, sobre todo, las que estén al alcance de los alumnos.