Ésta es una cuestión que los niños aprenden tempranamente en el ejercicio del lenguaje oral, y la usan de manera espontánea e irreflexiva; a causa del uso extendido, puede que incluso adopten acríticamente formas no concordantes, como “hubieron disputas” “el grupo de alumnos caminaron”, etc. Por eso es conveniente conducir a los alumnos a la reflexión sobre cómo y por qué se establece la concordancia del sujeto con el verbo.

¿Quién me dice si es plural o singular?

1. Escriba en el pizarrón las siguientes oraciones:

  • Mariquita y Juana vinieron a verme.
  • Las ranas se pusieron a croar en el charco.
  • Tú y yo estudiamos juntos para el examen.
  • Estaba el señor don Gato sentadito en el tejado.
  • Eduardo y tú irán mañana al museo.
  • Morelos tiene un clima precioso.

2. Pida a los alumnos que formen pareja con su compañero o compañera de junto, y copien las oraciones en su cuaderno.

3. En parejas, subrayarán con rojo el sujeto de cada oración y encerrarán en un círculo azul el verbo correspondiente.

4. Delante de cada sujeto deberán escribir singular o plural según sea el caso.

5. Luego, harán lo mismo pero con el verbo: ¿está conjugado en singular o en plural?

6. Elija al azar parejas y pídales que lean sus anotaciones sobre una de las oraciones e indiquen si es correcta o no la concordancia, y por qué. Las demás parejas escuchan, corrigen en su cuaderno, manifiestan su acuerdo con lo dicho por sus compañeros y señalan los errores, siempre pidiendo la palabra y haciendo uso adecuado de ella.

7. Escriban las conclusiones sobre la concordancia “especial” que encontraron cuando dos sujetos singulares se unen formando uno plural (sujeto compuesto) que exige un verbo también plural.