Entre las palabras, como entre los seres humanos existen lazos que las unen, lazos de familia. Hay palabras generadoras, primitivas, y hay palabras generadas por derivación de éstas o por composición.

     Ejemplo: Familia de la palabra voz o voc.

     Vocear voces, vozarrón, vocero, vocerío, vociferar, vocalizar, etcétera; son derivados de la palabra primitiva voz o voc.

     Convocar, convocatoria, invocar, invocación , revocar, provocar advocación, etcétera, son compuestos y reconocen como primitiva o generadora a la palabra voz o voc.

     En ortografía es importante advertir estos lazos de familia porque como sucede entre parientes, las palabras conservan los rasgos comunes de las palabras primitivas es decir, su ortografía.

     La ortografía es un aprendizaje visual, las reglas son determinantes pero nadie aprende ortografía aprendiendo sólo las reglas, son necesarias la práctica y la lectura frecuente.